¿Pueden ponerse vacunas de alergia en niños?

Canal: Alergia


Las vacunas de la alergia se recomiendan en niños a partir de 5 años si los síntomas alérgicos están relacionados con un alérgeno concreto y existe un principio activo de buena calidad
Enfermedades y patologías relacionadas: Asma, Rinitis

Las vacunas de la alergia en niños están especialmente recomendadas en casos de asma o rinitis alérgicas

Las vacunas de alergia en niños son perfectamente válidas. De hecho, todas las guías científicas sobre el empleo de vacunas de alergia las recomiendan a partir de los 5 años de edad. Eso sí, siempre que se cumplan las siguientes condiciones:

  • Haberse demostrado que los síntomas alérgicos están relacionados con un alérgeno concreto.
  • Que se disponga de un principio activo de buena calidad

Además, las recomendaciones más recientes indican que se puede pautar una vacuna de alergia incluso antes de los 5 años si hay una causa alérgica evidente en la rinitis o el asma del niño. 

La rinitis alérgica se asocia a un conjunto de síntomas que afectan la nariz (picor, problemas con el olfato, rinorrea…), estornudos y ojos llorosos. Normalmente, estos síntomas se presentan al inhalar alguna sustancia (por ejemplo, polvo, caspa o polen) o bien al consumir alimentos a los que es alérgico.

El asma es una enfermedad crónica caracterizada por una inflamación de la pared de las vías respiratorias, que provoca una serie de síntomas (tos, dificultad respiratoria, presencia de pitidos en el pecho…). Si las crisis de asma son graves y progresan, pueden aparecer signos y síntomas de insuficiencia respiratoria. El principal objetivo del tratamiento del asma infantil es que el niño haga una vida normal. Para ello, se procura reducir al máximo los síntomas y las restricciones que puede suponer la enfermedad.

Tipos de vacunas, oportunidad y eficacia

Los dos tipos principales de vacunas son inyectadas y sublinguales, estas últimas en gotas o comprimidos. En los niños de menor edad, se suele optar por las vacunas sublinguales ya que se evitan pinchazos. 

Por lo general, la tolerancia de las vacunas es muy buena, especialmente con las vacunas sublinguales. En algunos casos pueden generar picor de bocairritación de garganta, pero rara vez devienen en reacciones generalizadas.

La eficacia de las vacunas de la alergia en niños también es elevada para mejorar los síntomas ya presentes de una alergia respiratoria. Y también para evitar la progresión a una mayor gravedad de la enfermedad. 

Es importante resaltar que el uso precoz de vacunas de alergia produce mejores resultados que cuando se administran en estadios avanzados. Por tanto, «si tu hijo ya padece rinitis o asma alérgicas, no dudes en consultar con tu alergólogo», anuncia el Dr. Pedro Ojeda, alergólogo de la Clínica Ojeda.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR