Vitíligo, ¿qué debes saber? #TuFarmacéuticoInforma



Aunque todavía no tiene cura, existen tratamientos del vitíligo que permiten reducir las manchas blancas que produce la enfermedad
Enfermedades y patologías relacionadas: Vitíligo

La fotoprotección es fundamental para garantizar y potenciar la efectividad de los tratamientos del vitíligo

Existen tratamientos del vitíligo que permiten corregir o reducir las características manchas blancas que produce esta enfermedad autoinmune en algunas zonas del cuerpo. Estas son el resultado de la destrucción de las células encargadas de fabricar melanina.

El vitíligo afecta casi al 2 % de la población mundial. Puede iniciarse a cualquier edad, aunque su aparición es más frecuente en la infancia o adolescencia.

Su causa es desconocida, aunque puede tener un factor hereditario: más del 20 % de los pacientes tienen antecedentes familiares.

El vitíligo, tiende a ser de carácter progresivo y las manchas blancas ni pican ni son molestas, salvo por el aspecto estético. No hay que despreciar el impacto negativo a nivel psicológico que pueden sufrir estas personas.

Su desarrollo es impredecible, puede ir desde la repigmentación espontánea hasta la progresión rápida o en brotes con tiempos de estabilidad durante meses o años.

El diagnóstico debe ser realizado por el médico y «es muy importante ser adherentes al tratamiento, ya que habitualmente son procesos muy largos», advierten desde el Consejo General de Colegios Farmacéuticos.

Tratamientos del vitíligo

Aunque hoy en día no disponemos de un tratamiento 100 % curativo, existen terapias para corregir estas alteraciones. Vamos a conocer algunos tratamientos del vitíligo:

  • Corticosteroides tópicos para controlar la inflamación.
  • Inhibidores de la calcineurina, como Tacrolimus y pimecrolimus, por su efecto inmunosupresor.
  • Corticosteroides orales o inyectados en casos de rápida progresión.
  • Fototerapia: mediante rayos ultravioleta B de banda estrecha o láser excímero que, en ocasiones, pueden combinarse con corticosteroides o inhibidores de la calcineurina.
  • Fotoquimioterapia o PUVA: utilizada frente a vitíligos más extensos, consiste en la administración de psoraleno vía oral más exposición a rayos UVA. A veces, también se utiliza la kelina tópica u oral junto a la exposición ultravioleta.

Si la fototerapia y los medicamentos no han funcionado, se puede plantear un tratamiento quirúrgico de vitíligos muy estables y localizados.

Fotoprotección

Los fotoprotectores orales con Polipodium leucotomos permiten aumentar la repigmentación en el tratamiento de fototerapia UVB de banda estrecha y PUVA.

Además, permiten que las dosis de radiación del tratamiento sean más bajas, lo que reduce los efectos secundarios de la fototerapia.

Ante el caso de un vitíligo que se ha extendido y no han funcionado otros tratamientos, se puede recurrir a la despigmentación de las zonas no afectadas.

La piel con vitíligo está desprotegida, por lo que debe utilizarse siempre fotoprotección oral y tópica de amplio espectro y, además, se pueden utilizar autobronceadores o maquillajes correctores para igualar las zonas despigmentadas.

Descubre más artículos sobre Dermofarmacia en el canal Tu Farmacéutico Informa.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR