20feb. 19

Tengo una cicatriz, ¿la puedo eliminar? #TuFarmacéuticoInforma

Es muy probable que nunca desparezca del todo una cicatriz, pero sí existen opciones y tratamientos para mejorar su aspecto, para reducirlas e incluso en algunos casos que lleguen a ser prácticamente imperceptibles, tal como explica en este vídeo Tomás Muret, farmacéutico experto en Dermofarmacia

Si tenemos alguna cicatriz, debemos saber que es muy probable que nunca desparezca del todo, pero sí existen opciones y tratamientos para mejorar su aspecto, para reducirlas e incluso, en algunos casos, que lleguen a ser prácticamente imperceptibles.

Hay muchos tipos de cicatrices, con una gran variedad, que pueden ser originadas por múltiples causas. Así, nos encontramos con cicatrices producidas por:

  • Una intervención quirúrgica
  • Como consecuencia de un acné severo o una varicela
  • Un corte en la piel o una quemadura

En términos científicos, la cicatrización de la piel consiste en un proceso reparativo complejo que busca la regeneración del epitelio y el reemplazo de la dermis por un tejido fibroso constituido principalmente por colágeno.

El tratamiento para mejorar una cicatriz estará condicionado por factores como:

  • El tamaño y la profundidad de la cicatriz
  • Su localización, ya que determinadas partes del cuerpo cicatrizan con mayor dificultad
  • La edad de la persona
  • La propia fase en que se encuentre la cicatriz: bien si se trata de una cicatriz activa y todavía en proceso de formación, o bien sea una cicatriz antigua y ya formada.

Cada paciente y cada tipo de cicatriz precisan de un tratamiento adecuado y de un abordaje individualizado en función de los criterios anteriores.

De un modo muy genérico, podemos clasificar el tratamiento de las cicatrices de la siguiente forma:

  • Cicatrices decoloradas o hipopigmentadas, que suelen abordarse con tratamientos orientados a estimular los melanocitos.
  • Cicatrices más oscuras que la piel sana de alrededor o hiperpigmentadas, cuyo abordaje es con productos despigmentantes.
  • Cicatrices hundidas o atróficas, cuyo tratamiento está enfocado a la estimulación de los fibroblastos para la creación de colágeno nuevo que actué a modo de relleno.
  • Cicatrices abultadas, hipertróficas o queloides, cuyo tratamiento es evitar el exceso de producción de colágeno y elastina por parte de los fibroblastos.

Además, una recomendación básica ante cualquier cicatriz es evitar la exposición al sol sin una correcta fotoprotección, puesto que las radiaciones solares pueden empeorar su aspecto.

Descubre más artículos sobre Dermofarmacia en el canal Tu Farmacéutico Informa.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR