Radioterapia para el cáncer de próstata, ¿qué es y para qué se utiliza?

Canal: Cáncer


La radioterapia para el cáncer de próstata es una de las opciones de tratamiento curativo más importantes: daña el material genético de las células cancerosas y limita su reproducción y crecimiento
Enfermedades y patologías relacionadas: Cáncer de próstata

La radioterapia para el cáncer de próstata debe ser un tratamiento especializado

La radioterapia para el cáncer de próstata es una de las opciones de tratamiento curativo más importantes. Se trata de una modalidad de tratamiento oncológico cuya indicación y prescripción debe ser realizada por un médico especialista en Oncología Radioterápica. Incluye una gran variedad de procedimientos y de técnicas que tienen en común el uso de radiación ionizante. Este tipo de radiación:

  • Daña el material genético de las células cancerosas.
  • Limita su capacidad de reproducción y crecimiento.

De esta forma, cuando las células malignas dañadas mueren, el sistema inmune las elimina de forma natural. «Tanto los avances en el conocimiento acerca de la biología tumoral como la innovación tecnológica han permitido posicionar a la radioterapia actualmente como una de las opciones más importantes en el tratamiento curativo en el cáncer de próstata», asegura la Dra. Asunción Hervás, jefa de sección del Servicio de Oncología Radioterápica del Hospital Universitario Ramón y Cajal (Madrid).

Opciones de tratamiento con radioterapia para el cáncer de próstata

Existen dos tipos de tratamientos con radioterapia para el cáncer de próstata en función del tipo de fuente utilizada:

  • La radioterapia externa: la fuente de radiación se encuentra integrada en unos equipos llamados aceleradores lineales y, por tanto, fuera del paciente. Las sesiones de radioterapia se administran habitualmente de forma diaria durante varias semanas, si bien en la actualidad las nuevas técnicas disponibles nos permiten completar los tratamientos en muy pocos días.
  • La braquiterapia de próstata es una técnica en la que se utilizan otras fuentes radiactivas que depositan su energía de forma directa en las zonas a tratar, preservando los tejidos sanos circundantes. Generalmente se realiza mediante anestesia epidural y en un tiempo muy corto (unas dos horas) sin necesidad de cirugía y de manera ambulatoria. Este tipo de tratamiento se puede utilizar de forma exclusiva o asociado a radioterapia externa.

Efectos secundarios de la radioterapia 

La radioterapia también tiene, como todos los tratamientos, sus posibles efectos secundarios. Estos derivan de la irradiación de la próstata y órganos vecinos, como la vejiga y el recto. Pueden aparecer durante o tras finalizar el tratamiento, o bien meses o años más tarde.

Los efectos adversos agudos se deben a la inflamación del tejido sano mientras que los crónicos se relacionan con fenómenos de fibrosis y atrofia.

Tratamiento personalizado

Los posibles efectos secundarios de la radioterapia para el cáncer de próstata van a depender de muchos factores. Por ello, cada paciente deberá recibir un tratamiento personalizado: «Es especialmente importante una adecuada selección de los pacientes e indicación de la técnica más pertinente en cada caso», concluye la Dra. Hervás.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR