¿Qué son y para qué sirven los test PCR y los seroinmunológicos? #telodigodecorazón



Los test PCR son los más fiables para detectar el nuevo coronavirus, mientras que los seroinmunológicos permiten detectar si se ha superado la COVID-19 y se han generado anticuerpos contra ella

Junto a los test PCR, los de acción rápida se usan para detectar el SARS-CoV-2 masivamente

Existen actualmente tres tipos de test que sirven para diagnosticar tanto la presencia del nuevo coronavirus, así como para detectar si ya se ha pasado la COVID-19. El Dr. José Luis Palma, vicepresidente de la Fundación Española del Corazón (FEC), explica en este vídeo las diferencias entre los test PCR, los de diagnóstico rápido y los seroinmunológicos, así como para qué sirven y cuáles son más fiables.

Test PCR

Los test PCR son los más fiables para detectar la presencia del nuevo coronavirus en el cuerpo. Tienen una fiabilidad próxima al 100 %. Detectan el material genético que existe dentro del SARS-CoV-2. «Es una técnica compleja de amplificación genética de ese material y el test debe ser debe ser realizado por expertos», apunta el Dr. Palma.

Se requiere un hisopo en medio húmedo para conseguir moco o saliva, tanto de las fosas nasales como de la orofaringe. Los sanitarios que realizan este tipo de técnicas tienen que ir muy bien protegidos porque el contagio es fácil.

Su ventaja es la fiabilidad del 100 % para saber si el paciente está infectado o no. Su principal inconveniente es que son más caros y requieren un tiempo de espera para saber los resultados de aproximadamente 4 horas.

Test de acción rápida o de diagnóstico rápido

Los test de diagnóstico rápido se realizan para tener una información más amplia del número de contagios de COVID-19 porque es posible realizar bastantes test por hora. No investigan el material genético del virus ni lo amplifican, sino que buscan las proteínas, es decir, los antígenos que tiene el SARS-CoV-2 en su superficie, en su corona.

El diagnóstico se obtiene en 15 o 20 minutos, con la misma técnica que en el caso de los test PCR.

Test seroinmunológicos

Los test seroinmunológicos no requieren que se tome una muestra de las fosas nasales ni de la orofaringe, sino que se requiere una pequeña cantidad de sangre. En este caso, se investiga si se han generado anticuerpos durante la infección. Básicamente, se limitan a dos tipos de anticuerpos o inmunoglobulinas:

  • La IgM aparece aproximadamente a partir de la primera semana después de la infección. Por tanto, es válida también para saber si hay virus activos o no dentro del cuerpo. Confieren una inmunidad pobre o relativa y, además, desaparecen una vez que la infección ha sido superada, esto es normalmente en el transcurso de unos 15 días después de haber desaparecido el virus del cuerpo y de haberse suprimido los síntomas típicos de la enfermedad.
  • La IgG suele aparecer a finales de la enfermedad, cuando ya el paciente empieza a manifestar signos de recuperación. Van aumentando durante la última semana de la enfermedad y se sostienen en el tiempo.

¿Son inmunes al nuevo coronavirus las personas que han superado la COVID-19?

«Se sabe que las inmunoglobulinas IgG confieren una manifiesta inmunidad frente al virus, pero queda por saber qué cantidad protege contra nuevas infecciones por nuevo coronavirus y si la inmunidad que confieren es permanente o transitoria», explica el Dr. Palma.

La situación ideal de un individuo que ha pasado la COVID-19 es:

  • Test PCR negativo: no tiene material genético del virus ni el virus dentro de su cuerpo.
  • Estudio de inmunoglobulinas IgM negativo: han desaparecido pues han pasado más de 15 días desde que la COVID-19 se curó.
  • Estudio de inmunoglobulinas IgG positivo: el paciente ha generado anticuerpos suficientes como para estar activo frente al nuevo coronavirus si se produce una reinfección.

¿Puede producirse una reinfección por COVID-19?

Existen algunos casos en los que pacientes aparentemente curados han vuelto a desarrollar la COVID-19. Ahora bien, el Dr. Palma explica en este vídeo de la serie #telodigodecorazón, especial COVID-19, que no se sabe bien por qué ha pasado esto:

  • Puede ser que el test PCR que se les hubiera realizado estuviera defectuoso, ya que hubo una partida de test que llegaron a España con una fiabilidad casi inferior al 25 %.
  • También existe otra sospecha: que el SARS-CoV-2 pueda controlarse dentro de determinadas zonas del cuerpo y reactivarse en un momento determinado. «Esta, aunque poco probable, es una posibilidad», indica el Dr. Palma, quien apunta a la importancia de realizar test masivos a toda la población:
    • Por un lado, test PCR para detectar la posible presencia del virus dentro del cuerpo.
    • Por otra parte, los test seroinmunológicos, que detectan la presencia de anticuerpos y permiten asegurar si hemos pasado la enfermedad, la hemos superado y contamos con defensas para no volver a tener nuevas infecciones por nuevo coronavirus.

Descubre más artículos sobre Corazón y COVID-19 en el canal Corazón y sobre Salud cardiovascular en el canal COVID-19.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR