¿Qué son las pruebas del parche?

Canal: Alergia
Las pruebas del parche se utilizan para diagnosticar dermatitis alérgica de contacto, una reacción inflamatoria que se produce por contacto directo de la piel con el alérgeno

Las pruebas del parche o pruebas epicutáneas se utilizan para diagnosticar las dermatitis alérgicas de contacto.

La dermatitis alérgica de contacto es una reacción inflamatoria de la piel que se produce por contacto directo con una sustancia que nos produce alergia.

En un paciente alérgico, la dermatitis de contacto aparece entre las 24 y 96 horas tras el contacto. Se acompaña de picor intenso, enrojecimiento e inflamación en la zona y, si la exposición cesa, cura sin cicatriz tras varios días.

Las pruebas del parche consisten en colocar en la parte superior de la espalda del paciente una batería de sustancias sospechosas de producir alergia de contacto.

Los parches se dejan colocados 48 horas, realizando una primera lectura y, después de retirarlos, se vuelven a valorar tras 48 horas más.

La realización de las pruebas del parche es un proceso largo que requiere al menos tres consultas en una semana concreta, y una reacción positiva puede causar picor y malestar en la zona.

La historia clínica que realiza el alergólogo es esencial para determinar si una prueba positiva puede tener relevancia clínica en ese paciente o no.

El único tratamiento curativo disponible es evitar el contacto con la sustancia que está causando el eccema.

Descubre más artículos sobre Pruebas para identificar alergias en el canal Alergia.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR