Própolis, cuándo y cómo tomarlo #TuFarmacéuticoInforma

Por sus propiedades y resultados obtenidos hasta el momento, el própolis está recomendado en personas afectadas por procesos infecciosos del tracto respiratorio y vías urinarias. Descúbrelo en este vídeo de #TuFarmacéuticoInforma

El própolis, término que en griego significa “defensa de la ciudad” es también conocido como propóleo. Es un producto apícola que las abejas obtienen de las yemas de los árboles y de algunos vegetales, a través de sus mandíbulas, para luego terminar de procesarla en el interior de la colmena con sus secreciones (ceras y secreciones salivares).

Desde el punto de vista nutritivo, la composición química del propóleo es bastante compleja y depende de la fuente vegetal de origen. Sin embargo, básicamente, se compone de la siguiente forma:

  • Entre un 50-55 % de resinas y bálsamos
  • Entre un 30-40 % de cera de abeja
  • Entre un 5-10 % de aceites esenciales o volátiles
  • Un 5 % de polen
  • Un 5 % de materiales diversos orgánicos y minerales

Junto a esto, se han identificado más de 160 compuestos, de los cuales un 50 % son compuestos fenólicos.

Los principales fenoles identificados son:

  • Flavonoides (flavonas, isoflavonas, flavononas)
  • Ácidos aromáticos y sus ésteres (ácido cafeico, cinámico y otros)
  • Aldehídos aromáticos (vainillina e isovainillina)
  • Triglicéridos fenólicos

Por sus propiedades y resultados obtenidos hasta el momento, el própolis está recomendado su uso en personas afectadas por procesos infecciosos del tracto respiratorio y vías urinarias.

Los preparados de própolis pueden ser empleados en forma de nebulizado u otras formas galénicas en el tratamiento tópico de afecciones de la garganta.

Los estudios realizados apuntan a una baja toxicidad del própolis por vía oral, si bien es importante advertir y tener precaución ante posibles casos de alergia. Una situación que, por norma general, puede darse en aquellas personas que han mostrado previamente reacción alérgica a las picaduras por abejas.

En cuanto a las dosis y pautas a la hora de administrar, la bibliografía especializada recomienda lo siguiente:

  • En administración oral, no superar los 5 mg de própolis expresados en materia seca por cada kilogramo de peso corporal.
  • En el caso de su empleo en uso externo no se imponen limitaciones.

Por su parte, los preparados de própolis pueden utilizarse en niños, adaptando la posología según peso y edad.

Descubre más artículos sobre Plantas medicinales en el canal Tu Farmacéutico Informa.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR