25Ago. 20

¿Por qué hay que vacunar a los niños?

Canal: Pediatría


Las vacunas infantiles no deben rechazarse por miedo a sus efectos secundarios porque no ponerlas también implica grandes riesgos, explica el Dr. Jesús Garrido

Toda crítica contra las vacunas infantiles debe estar justificada

Las vacunas son un tema controvertido cuando se habla de infecciones infantiles. Como apunta el Dr. Jesús Garrido  (Mi Pediatra Online), «cada vez hay más movimientos antivacunas y más gente que defiende las vacunas contra los movimientos antivacunas». Una guerra en torno a la salud que disgusta al pediatra: «El debate en torno a la vacunación sitúa a las familias en el centro y los niños suelen ser los grandes perjudicados».

Para el Dr. Garrido, «cualquier crítica en torno a las vacunas es positiva si está justificada; no se puede decir cualquier cosa por decirla». Por eso, sostiene que, antes de ponerse a hablar sobre ellas, conviene recordar los efectos que han tenido en la sociedad desde su aparición: «No exagero si digo que las vacunas han erradicado enfermedades que mataron a millones de personas», explica en el vídeo. ¿Un ejemplo? La viruela, «una de las principales responsables de que desapareciera buena parte de la población en América» en el siglo XVI, que hoy en día ha sido erradicada a través de la vacunación.

Las vacunas infantiles tienen más beneficios que riesgos

Las vacunas pueden ir mejorándose con el tiempo, para hacerlas más seguras y disminuir sus efectos adversos. Sin embargo, «por miedo a sus efectos secundarios, no debemos dejar de usar una herramienta cuya no utilización también tiene efectos secundarios», expone el pediatra.

«Por desgracia, a veces hay que elegir entre lo malo y lo menos malo y, en este caso, los menos malos son las vacunas de forma general», asegura el Dr. Garrido, que apunta a la necesidad de poner en una balanza sus riesgos y sus beneficios. Sobre todo, porque hay enfermedades en las que la vacunación es más importante que en otras.

Mi Pediatra Online aboga por el diálog, en lugar del radicalismo. «Me gusta hablar con padres antivacunas para conocer las razones por las que no quieren vacunar a su hijo; de ese diálogo se puede llegar a una situación más razonable, en la que el principal beneficiado sea el niño.

Descubre más artículos sobre Infecciones infantiles en el canal Pediatría.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR