¿Puede usar desodorante el paciente oncológico? Dudas frecuentes sobre dermofarmacia y cáncer



La piel del paciente oncológico es más sensible, sufre mayor sequedad y está más expuesta a las radiaciones solares, que pueden causar quemaduras y ampollas
Enfermedades y patologías relacionadas: Cáncer, Cáncer de piel

Un jabón syndet sobreengrasado hidrata la piel del paciente oncológico

Existen muchas dudas sobre el cuidado de la piel del paciente oncológico que pueden ser resueltas desde la farmacia. No en balde, el órgano cutáneo requiere especial atención, ya que muchas personas refieren picor, resquemor o hipersensibilidad, entre otros síntomas, cuando se someten a tratamientos de radio y/o quimioterapia.

La radiodermatitis, por ejemplo, es una respuesta inflamatoria aguda en forma de eritema que se produce tras la aplicación de la radiación ionizante. Tiene unos tres días de duración, pero puede persistir hasta dos semanas. Los pacientes que la sufren sienten tirantez o sensibilidad en el campo de irradiación.

Otros problemas de la piel en pacientes bajo tratamiento oncológico pueden ser las erupciones cutáneas o la xerosis (piel seca). Aunque es menos frecuente, también puede aparecer hiperpigmentación. 

La farmacéutica Virginia Barrau, vocal de Dermofarmacia del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Zaragoza, resuelve en el vídeo algunas preguntas frecuentes de las personas con cáncer.

¿Pueden utilizarse desodorantes durante la quimio y/o la radioterapia?

Sí, la Dra. Barrau explica que no hay ningún problema en que el paciente oncológico en tratamiento con quimioterapia o radioterapia utilice desodorantes. 
 
El uso de desodorante es igualmente válido aunque el producto contenga aluminio, incluso para las pacientes con cáncer de mama.

¿Qué productos ayudan a cuidar la piel del paciente oncológico?

Fundamentalmente, la farmacéutica recomienda incluir en el cuidado diario el uso de:
  • Jabón syndet sobreengrasado, para la limpieza. Estos geles barren bien la suciedad, pero conservan el manto protector de la piel. Además, si están sobreengrasados, aportan lípidos que retienen el agua de la piel y la dotan de mayor fortaleza.
  • Crema emoliente, que hidrata y repara la piel afectada por la sequedad extrema a consecuencia de la radioterapia.
  • Factor de protector solar alto: preferiblemente 50+ y de uso diario, incluso en los días nublados o de invierno. La piel del paciente oncológico está más expuesta y puede causar quemaduras y ampollas solares.

¿Cómo puede recibir ayuda el paciente oncológico desde la farmacia?

Los farmacéuticos pueden ayudar al paciente oncológico porque conocen los efectos secundarios o esperados del cáncer, así que saben actuar sobre ellos. De esta forma, las personas que acuden a la farmacia recibirán el mejor consejo, sin necesidad de recurrir al «Dr. Google», una figura que, en opinión de la farmacéutica Virginia Barrau, en muchas ocasiones arroja respuestas confusas, incompletas o erróneas, que pueden perjudicar mucho tanto los profesionales como los pacientes.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR