Personas mayores y COVID-19: comunicación durante el aislamiento por coronavirus

Canal: COVID-19


La actual pandemia del coronavirus ha puesto a toda la población en riesgo de aislamiento social, por lo que es necesario recordar los beneficios de la comunicación con los demás

La comunicación da forma a nuestro «yo» y estimula las funciones cognitivas

A través de la comunicación, se movilizan…

  • Recursos atencionales para la comprensión de los mensajes.
  • Recursos léxicos necesarios para encontrar la palabra adecuada que queremos comunicar.
  • La motivación necesaria para hacer llegar nuestro mensaje a los demás.

Además, «desde el enfoque narrativo, se destaca la importancia de compartir historias para dar forma a nuestro yo, a nuestra propia identidad», expone en el vídeo el Dr. David Facal, profesor de Psicología evolutiva de la Universidad de Santiago de Compostela (USC).

De la pandemia por coronavirus a la epidemia de la soledad

La epidemia de la soledad no deseada, que ya desde antes de la pandemia por coronavirus golpeaba con fuerza a muchos mayores, ponía y pone en riesgo la salud cognitiva y afectiva de muchas personas.
  • Más de 2 millones de personas mayores vivían en hogares unifamiliares en 2019 , según el INE.
  • Según un estudio de Obra Social La Caixa, el 13 % de las personas mayores experimentaba soledad social, es decir, echaba de menos la compañía de los otros; y el 23 % experimentaba soledad emocional, es decir, no contaba con personas en las que confiar y acudir en caso de encesidad.
La actual pandemia de la COVID-19 nos ha situado a toda la población en un riesgo de aislamiento social. Por ello, es necesario recordar los beneficios de la comunicación y de mantenerse conectado con los demás.

¿Cómo practicar la comunicación en tiempos de pandemia?

  • Dentro del hogar. Podemos favorecer la comunicación al cuidar la relación con las personas con las que convivimos.
  • Fuera del hogar. El Dr. Facal recuerda la oportunidad de sacar partido de las nuevas tecnologías para mantenernos conectados. Las personas mayores se han sumado con fuerza a estas nuevas tecnologías: usan con frecuencia smartphones, tablets y ordenadores con acceso a internet… «Es un buen momento de sacar provecho a esta tecnología para mantenerse conectados con los demás y poder hablar, intercambiar mensajes y, si la cobertura de red lo permite, verse las caras a través de videoconferencia», apunta el Dr. Facal.

Además, también se pueden aprovechar estas tecnologías para probar un programa de estimulación cognitiva o una plataforma de vídeo con ejemplos de ejercicios.

Eso sí: ¡el uso excesivo de pantallas no está recomendado!

Al igual que la sobreinformación puede acabar afectando a nuestro estado de ánimo. Por lo tanto, conviene realizar otras actividades intelectuales, recuerda el Dr. Facal, como hacer crucigramas, practicar un segundo o tercer idioma o disfrutar de un buen libro.

Descubre más artículos sobre Geriatría y Gerontología en el canal COVID-19.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR