Nutrición parenteral domiciliaria: ¿en qué consiste?

Canal: Nutrición
Hay pacientes que necesitan conectarse a una máquina para alimentarse: es la Nutrición Parenteral. La endocrina Myriam Belmar explica qué personas pueden requerir este tratamiento y las ventajas de NutriHome, el servicio de nutrición clínica domiciliaria de Fresenius Kabi.

Tras pasar una larga estancia en el hospital debido a un fallo intestinal grave, María está a punto de comenzar una nueva etapa en su vida. Acaba de conocer que, de ahora en adelante, no podrá nutrirse por boca y necesitará de forma cotidiana una bomba que le suministre los nutrientes. Sin embargo, gracias a la Nutrición Parenteral domiciliaria que le ofrecerá NutriHome, podrá recibir el tratamiento en su propia casa y seguir una vida prácticamente normal, ya que contará con la supervisión y el apoyo adecuados.

En este vídeo, la endocrina Myriam Belmar explica en qué consiste la Nutrición Parenteral, dirigida a pacientes como María, que necesitan estar conectados a una máquina para alimentarse.

Esta situación suele darse en aquellas personas cuyo intestino no trabaja correctamente, lo que se conoce como fallo intestinal.

En concreto, se contemplan tres tipos de fallo intestinal:

  • Tipo I: es el más frecuente y es transitorio. Acontece después de un gran número de cirugías intestinales debidas a otras enfermedades que impiden que el intestino funcione correctamente y que el paciente necesite recibir sueros y/o nutrición parenteral por vena. Solo durante un breve periodo de tiempo.
  • Tipo II: es menos frecuente, pero más grave. Se trata de una complicación infecciosa, nutricional o metabólica que tiene lugar después de resecciones quirúrgicas muy amplias. El paciente requerirá nutrición parenteral durante semanas o incluso meses.
  • Tipo III: es el más grave y requiere que el paciente reciba nutrición parenteral de por vida, bien en el hospital o en el domicilio.

Hasta en un 75 % de los pacientes que padecen fallo intestinal tipo III, éste es debido al síndrome de intestino corto, bien sea porque se les haya tenido que eliminar parte del intestino en una intervención quirúrgica -como en la enfermedad de Crohn-, o porque el intestino esté necrosado, como ocurre en la enterocolitis necrotizante o la necrosado.

El tratamiento para el fallo intestinal es la Nutrición Parenteral, un tipo de nutrición artificial líquida, que se inyecta en vena o en el intestino ( nutrición enteral) y que siempre que sea posible debe combinarse con la nutrición oral. Entre sus ventajas, permite que puedan suministrarse fármacos en muchas ocasiones necesarios para el paciente, como antibióticos, analgésicos o antiácidos.

La doctora Myriam Belmar ofrece en el vídeo más información sobre qué personas pueden requerir la Nutrición Parenteral, cómo se aplica el tratamiento y cuáles son las ventajas de NutriHome, el servicio de nutrición clínica domiciliaria de Fresenius Kabi.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR