22Jul. 20

¿Cómo saber lo que necesita mi bebé cuando llora?

Canal: Pediatría


No solo de comer y dormir vive el bebé: los estímulos son una necesidad indispensable para que el niño desarrolle su cerebro y aprenda a interactuar con su entorno
Enfermedades y patologías relacionadas: Insomnio

Entre las necesidades del bebé también están los estímulos

«La mayoría de la gente asume que los bebés necesitan básicamente comer, dormir y que les limpien el culete», afirma el Dr. Jesús Garrido (Mi Pediatra Online). Sin embargo, las necesidades del bebé van mucho más allá e implican analizar la forma que tiene el bebé de adaptarse a su entorno.

Para el Dr. Garrido, entender a un bebé es algo similar a entender a un Tamagotchi, aquellos «muñequitos» virtuales a los que había que cuidar para que fuesen creciendo. «Cuando sus necesidades no se cubrían, no paraban de llorar y la clave estaba en que de los tres botones que tenía, había que acertar con cuál era necesario pulsar para satisfacerlo en ese momento», recuerda el pediatra.

En este caso, las tres necesidades del bebé, todas igual de importantes según explica el especialista en el vídeo que precede a estas líneas, son:

  1. Comer
  2. Dormir
  3. Estímulos para desarrollar su cerebro

Mi Pediatra Online expone que en la fase inicial del desarrollo del niño (durante sus primeros tres meses de vida, aproximadamente), los padres y cuidadores deben actuar por intendencia: «Si el niño llora, averigua por qué llora, cuál es la necesidad que está descubierta, cúbrela y tu hijo deja de llorar», indica.

Ahora bien, ¿qué pasa si el niño deja de llorar en cuanto lo tomamos en brazo? «Si eso ocurre, es que necesita estímulos, algo tan importante para desarrollar el cerebro como comer o dormir», responde el Dr. Garrido, que incide en que no hay que preocuparse por «acostumbrar mal al niño con abrazos», como interpretan muchas personas.

Estímulos

El bebé no es capaz de proporcionarse esos estímulos de forma autónoma. Sin embargo, es un consumidor constante de estímulos. «Por eso hay niños que dejan de llorar cuando se les coge en cuello, pero no puedes quedarte mucho rato parado con él porque empieza otra vez a llorar», explica el Dr. Garrido. Cada vez que la madre o el padre se mueve o cambia de habitación, el bebé se calla porque está recibiendo nuevos estímulos.

Alimentación y sueño: las otras dos necesidades del bebé

«No hay un ritmo de alimentación concreto que sea el correcto», afirma Jesús Garrido. «Cuando damos de comer a un niño cada vez que tiene hambre simplemente le estamos permitiendo que se autorregule, que su relación con la alimentación sea fluida». De esta manera el bebé asimilará que, cuando tiene hambre, debe comer. También sabrá que podrá comer cada vez que lo necesite, por lo que no sentirá ansiedad a la hora de alimentarse.

«Tampoco hay un número de horas concretas de sueño que necesite el bebé». A pesar de las tablas existentes que establecen las horas de sueño estimadas para el bebé «cada niño es diferente y cada día es diferente», apunta el pediatra, quien establece que la necesidad de dormir suele llegar cuando las otras dos (alimentación y estímulos) están cubiertas.

Descubre más artículos sobre Sueño infantil en el canal Pediatría.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR