13oct. 17

Mitos y realidades de la insuficienca cardiaca

Canal: Corazón
El cardiólogo Javier Segovia, presidente de la sección de Insuficiencia Cardiaca de la SEC (Sociedad Española del Corazón), explica mitos y realidades de esta patología.
Enfermedades y patologías relacionadas: Insuficiencia cardíaca

¿Qué es verdad y qué no sobre la insuficiencia cardiaca? El doctor Javier Segovia, presidente de la sección de Insuficiencia Cardiaca de la Sociedad Española del Corazón (SEC), explica la realidad punto por punto:

  • Pensar que es una enfermedad poco frecuente: es el mito más habitual. Sin embargo, en la actualidad se conoce que una de cada cinco personas por encima de 40 años sufrirá insuficiencia cardiaca en algún momento a lo largo de su vida. Además, será más frecuente si la persona cuenta con factores de riesgo como la hipertensión, la diabetes o una enfermedad coronaria.
  • Pensar que es porque el corazón deja de latir: si el corazón deja de latir se trata de una parada cardiaca, lo cual es algo más grave. Generalmente, la insuficiencia cardiaca corresponde a una situación de debilidad del músculo del corazón o de disfunción de alguna de sus estructuras que lleva a un mal funcionamiento del mismo, pero no deja de latir.
  • Pensar que el ejercicio físico no es apropiado: esto es otro mito, puesto que hacer ejercicio físico moderadamente tiene efectos muy beneficiosos sobre la vida de los pacientes con insuficiencia cardiaca. El ejercicio les aporta una mejor calidad de vida, así como la prolongación de la misma.
  • Pensar que la insuficiencia cardiaca no tiene tratamiento: en las últimas décadas se han desarrollado diversos tratamientos, muchos de ellos en forma de medicamentos, los cuales han demostrado mejorar la vida de los pacientes y prolongarla. Asimismo, existen dispositivos de tratamiento de la insuficiencia cardiaca como los desfibriladores y los resincronizadores, que son aparatos que dan señales eléctricas al corazón para que su contracción sea más eficaz y si hay arritmias puedan cortarse a tiempo y no se provoquen consecuencias graves para la persona.
  • Pacientes con fallos en la válvula del corazón: para este tipo de pacientes, hay soluciones quirúrgicas como el cateterismo. Además, para los pacientes muy seleccionados cabe la posibilidad del trasplante cardiaco y la asistencia ventricular, que consiste en bombas que se implantan en el pecho para sustituir la función del corazón.

Descubre más artículos sobre Insuficiencia Cardiaca en el canal Corazón.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR