Metoclopramida, ¿cuándo y cómo debemos tomarla? #TuFarmacéuticoInforma



La metoclopramida es un fármaco antiemético indicado frente a las náuseas y vómitos asociados al dolor de cabeza o a los efectos secundarios de algunos tratamientos contra el cáncer
Enfermedades y patologías relacionadas: Cefalea / Dolor de cabeza, Cáncer

Título 2 con la keyword

La metoclopramida es un fármaco antiémetico, que actúa en una zona del cerebro que previene las náuseas y los vómitos.

Está indicado para prevenir las náuseas y vómitos provocados por tratamientos de quimioterapia y radioterapia, habituales en pacientes con cáncer.

También se emplea para tratar las náuseas y vómitos que pueden aparecen durante la migraña. Este problema se caracteriza por el dolor de cabeza que va de moderado a intenso. Este puede ser pulsante o vibrante. Y, en ocasiones, va acompañado de otros síntomas como la debilidad, los mareos o las náuseas.

Cómo tomar metoclopramida

Metoclopramida está disponible en el mercado en forma de comprimidos, solución oral y en ampollas inyectables.

El médico debe definir la dosis a emplear y la duración del tratamiento. De forma general, en adultos se recomienda una dosis única de 10 mg, que se puede repetir hasta 3 veces al día. Eso sí, con un intervalo mínimo de 6 horas entre dos tomas. La duración máxima recomendada es de 5 días.

Reacciones adversas de la metoclopramida

Metoclopramida, al igual que otros medicamentos, puede producir reacciones adversas, como alteraciones gastroinstenales.

Sin embargo, debemos prestar especial atención si aparecen movimientos incontrolables en cabeza o cuello, fiebre alta o convulsiones. En ese caso, «debe suspenderse el tratamiento e informar al médico o farmacéutico», expone Irene Suárez, farmacéutica del Consejo General de Colegios Farmacéuticos.

También es habitual que aparezca somnolencia. Por ello, hay que tener precaución a la hora de conducir o de realizar actividades peligrosas que requieran atención.

Otras recomendaciones

Es fundamental no usar metoclopramida sin receta médica.

Además, es importante tomar el medicamento a las horas y durante el periodo de tiempo que indique el médico.

Por último, el tratamiento sobrante de metoclopramida debe desecharse en el punto SIGRE de la farmacia. Puedes conocer más sobre esta iniciativa para reciclar los medicamentos caducados y/o inservibles, así como localizar el centro más cercano a tu hogar en la web: https://www.sigre.es/.

Descubre más artículos sobre Uso de Medicamentos en el canal Tu Farmacéutico Informa.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR