Manejo del asma en tiempos de COVID-19 #TuFarmacéuticoInforma



Es fundamental continuar con el tratamiento porque un asma mal controlado puede aumentar la susceptibilidad de padecer otras enfermedades respiratorias víricas, como la COVID-19
Enfermedades y patologías relacionadas: Asma

Se recomienda evitar nebulizadores para el manejo del asma siempre que sea posible

La aparición de la COVID-19 ha transformado radicalmente nuestro día a día, afectando a todos los ámbitos de la sociedad y a todos los niveles. Es importante seguir algunas pautas y consejos en el manejo del asma y otras enfermedades respiratorias crónicas para tratar de minimizar el impacto de la pandemia.

El asma es una enfermedad crónica que afecta al aparato respiratorio, en la que se produce inflamación de los bronquios de nuestros pulmones. Como resultado, se obstruye el paso del aire, lo que dificulta la respiración y provoca sensación de ahogo.

Manejo del asma

CONTINUAR CON EL TRATAMIENTO. La primera recomendación a los pacientes con asma durante la pandemia por la COVID-19 es que continúen usando los medicamentos prescritos por su médico, de la misma forma que este les indicó. Es decir, que continúen siendo adherentes a su plan de acción y al tratamiento pautado por los especialistas.

Un asma mal controlado puede aumentar la susceptibilidad de padecer una infección respiratoria causada por virus (lo que incluye al coronavirus). Por tanto, es fundamental que los pacientes continúen con su tratamiento de control del asma.

EVITAR EL USO DE NEBULIZADORES (siempre que sea posible). Si el usuario está infectado, este tipo de dispositivos pueden transmitir partículas virales. Esto aumentaría el riesgo de diseminar el coronavirus a otras personas o al personal sanitario. «En caso de que utilizar un nebulizador fuera necesario, es preferible hacerlo en un lugar ventilado, y en ausencia de otras personas o minimizando su exposición», advierte el farmacéutico Carlos Fernández Moriano.

Asma y hospitalizaciones por COVID-19

Afortunadamente, los estudios epidemiológicos apuntan a una tasa de hospitalizaciones por COVID-19 en pacientes con asma no elevada. Esto hace pensar que esta patología no es un factor de riesgo en sí mismo.

Sin embargo, los pacientes asmáticos deben vigilar tanto como cualquier otra persona para evitar al máximo el contagio por coronavirus. Desde el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, señalan las 3 M:

  • Mascarilla
  • Lavado frecuente de manos
  • Mantener la distancia mínima de seguridad (de, al menos, 2 metros)

Hasta la fecha, no hay una clara evidencia sobre cómo distinguir entre un agravamiento del asma a causa de una infección viral habitual (como el resfriado o la gripe) de la COVID-19. Si se presentan síntomas, es imprescindible acudir y ponerse en manos del especialista siguiendo las recomendaciones sanitarias.

Descubre más artículos sobre #TuFarmacéuticoInforma y COVID-19 en el canal Tu Farmacéutico Informa.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR