08may. 17

La fuerza de antebrazo, biomarcador clave de envejecimiento

Canal: Antiaging
La fuerza de antebarzo es un biomarcador clave en la medicina preventiva antiaging, lo explica el doctor Ángel Durántez, director médico de la clínica Neolife.

Para explicar la interpretación de un biomarcador en la medicina preventiva antiaging, utilizamos un ejemplo: la fuerza de antebrazo (la fuerza del apretón de manos). “Se trata de un test, llamado dinamometría, que consiste en apretar con toda la fuerza que se pueda una máquina, la cual mostrará los kilos de fuerza que se tiene en dicha mano. Dicho ejercicio debe repetirse varias veces con ambas manos y finalmente nos quedamos con los dos mejores resultados de cada una de ellas. Posteriormente, se hace una media y al obtener el resultado, lo comparamos con la literatura científica”, así lo explica el doctor Ángel Durántez, directo médico de Neolife

En 2015 se realizó un estudio que fue publicado en la revista Lancet y fue realizado a casi 140.000 personas adultas de 17 países, el estudio demuestró que la fuerza muscular es tanto o más importante en nuestra salud que la propia tensión arterial. En relación a la fuerza de antebrazo clasificó a la población en tres categorías distintas:

  • Fuertes (Tercil alto): personas que tienen mucha fuerza.
  • Normales (Tercil medio): personas que tienen una fuerza media.
  • Flojos (Tercil bajo): personas que tienen poca fuerza.

“Los tres niveles se correlacionan con la probabilidad de desarrollar enfermedades y morir, lo que se conoce como la morbimortalidad. Además, la predicción es más poderosa que la de la tensión arterial, por lo que tener fuerza de antebrazo es muy importante debido a que refleja la fuerza de todo el organismo”, asegura el doctor Durántez. 

Lo más aconsejable para prevenir el envejecimiento sería encontrarse en el percentil alto y, si el nivel de fuerza de la persona no llega a este punto, lo que se pretende es motivarla para que aumente su fuerza, siempre teniendo en cuenta sus circunstancias personales, pasando del percentil bajo al medio o del medio al alto. 

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR