01mar. 18

Impétigo, una infección bacteriana

Canal: Dermatología
¿Qué es el impétigo? La dermatóloga Elia Roó explica todo sobre su origen, tipos, diagnóstico, tratamiento y métodos de prevención. ¡No te pierdas el vídeo!

El impétigo es una infección bacteriana muy común, sobre todo en niños entre los dos y cinco años de edad, aunque puede aparecer a cualquier edad.

¿Qué es el impétigo?

El impétigo está originado por una bacteria que puede ser un estreptococo o un estafilococo, y es mucho más frecuente en los climas cálidos y húmedos, por lo que los brotes se ven más en la temporada de verano.

¿Cómo puede contagiarse?

El contagio del impétigo puede producirse por el contacto con una persona que esté infectada o por contactar con objetos contaminados por dicha bacteria. Asimismo, “cualquier pequeña erosión, quemadura, herida o arañazo en la piel puede ser la vía por la que penetre la bacteria para producirse la infección, que se puede extender por el rascado y el contacto a otras zonas de la piel”, explica la dermatóloga Elia Roo.

Tipos de impétigo

  • Impétigo no ampolloso, el cual es el más común porque suele afectar al 70% de los casos. Normalmente, comienza con pequeñas vesículas o pústulas que rápidamente forman costras con un color amarillento y rodeadas por una superficie enrojecida de la piel. Afecta, sobre todo, a la zona de alrededor de la nariz, los labios, las manos y los pies, pero puede extenderse por todo el cuerpo.
  • Impétigo ampolloso, el cual es menos frecuente. No hay enrojecimiento alrededor de la lesión, pero sí hay una ampolla que al principio tiene un líquido más claro y después más turbio.

¿Cuál es el diagnóstico del impétigo?

El diagnóstico se realiza teniendo en cuenta varios factores:

  • Historia clínica
  • Aparición brusca
  • Extensión rápida
  • Aspecto de las lesiones

A veces, se puede tomar una muestra de fluido y hacer un cultivo bacteriano para determinar con exactitud cuál es el germen causante.

¿Cuál es el tratamiento del impétigo?

El tratamiento es muy eficaz, pero es necesario tomar unas medidas higiénicas muy estrictas:

  • Lavado de la zona con un gel antiséptico
  • Aplicar un antibiótico tópico, que suele ser ácido fusídico o mupirocina.
  • En caso de lesiones muy extensas, facilidad de contagio o un fracaso del tratamiento local se prescribirán antibióticos orales.

¿Cómo se puede prevenir el impétigo?

  • El niño, mientras tenga lesiones, no debe acudir al colegio
  • Lavarse las manos con frecuencia
  • Utilizar geles antisépticos
  • Cubrir con apósitos las lesiones
  • Lavar con agua caliente la ropa que haya estado en contacto con la persona infectada
  • Usar pañuelos desechables para sonarse la nariz, ya que en muchas ocasiones es ahí donde se encuentra la bacteria.

Descubre más artículos sobre Patologías comunes en el canal Dermatología.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR