21may. 18

Ideas para empezar la lactancia artificial correctamente

Canal: Pediatría
¿Quieres saber cómo empezar la lactancia artificial con buen pie? El pediatra Jesús Garrido explica las claves en este vídeo. ¡No te lo pierdas!
Enfermedades y patologías relacionadas: Intolerancia a la lactosa, Alergias

La lactancia debe defenderse como la primera opción de alimentación de un bebé pero, en muchas ocasiones, la defensa excesiva y dramática que se hace de ella no es lo mejor para el niño. “Tenemos que entender que las circunstancias de cada familia y las circunstancias de cada niño son las que nos van a definir si la mejor opción, en ese caso concreto, es una lactancia materna, una lactancia artificial o una lactancia mixta, porque las tres posibilidades son válidas”, asegura el pediatra Jesús Garrido.

Lactancia artificial, ¿qué se puede hacer para comenzar adecuadamente?

La opción de la lactancia artificial es tan válida como las demás. Por ello, no está de más conocer una serie de ideas para empezarla correctamente, de forma que suponga un beneficio para el bebé.

  • Cuando un niño nace, se recomienda que, desde el principio, empiece a alimentarse. Si esto no consigue, no hay ninguna prisa; pero, no podemos dejarle demasiado tiempo porque en ese momento el niño no tiene reservas para aguantar el ayuno. Por ello, es aconsejable que, durante el día, no pasen más de dos o tres horas seguidas sin que coma, contando desde el principio de una toma hasta el principio de la siguiente. En el caso de las noches, es conveniente que no pasen más de cuatro horas. Este proceso hay que llevarlo a cabo hasta que el niño recupere el peso con el que nació.
  • Respecto a la cantidad de leche que se le debe dar, cada niño tiene su propio mecanismo de regulación, por lo que no hay ningún problema si se le ofrece leche en biberón cada vez que quiera y la cantidad que quiera, ya que nunca va a comer mucho más de lo que necesita. Sin embargo, si se le deja con hambre porque la cantidad que se le da es suficiente para él, no estará bien alimentado, comerá con ansiedad, tendrá gases y le dolerá la tripa.
  • Una vez que el niño recupera el peso que tenía al nacer, empieza a espaciar las tomas poco a poco. La necesidad que antes tenía de alimentarse es sustituida por la necesidad de recibir estímulos. Además, para saber si está comiendo o no lo suficiente, hay que fijarse en la ganancia de peso, que es de 150-200 gramos por semana.
  • Conforme el bebé va creciendo, va necesitando más cantidad de leche. Por ello, los biberones han de prepararse de forma que siempre sobre leche y el niño tome la cantidad que quiera. De esta manera, no se genera obesidad.
  • En lo referente al tiempo que transcurre entre toma y toma, hay niños que empiezan a espaciarlas durante el día, y por la noche es cuando comen con más frecuencia. En este caso, simplemente se les tiene que despertar y ofrecer el biberón con más frecuencia durante el día, de modo que llegue a la noche con más sueño y menos hambre.
  • También puede darse el caso de que al niño no le siente bien la leche y, por lo tanto, se tengan que identificar dos problemas: por un lado, la intolerancia a la lactosa, que produce muchos gases, ardores, irritabilidad y diarrea ácida. En esta ocasión, lo que hay que hacer es utilizar una leche sin lactosa; por otro lado, la alergia a las proteínas de la leche de vaca, que produce vómitos y dermatitis atópica. En este caso, la solución es recurrir a una leche hidrolizada.

Descubre más artículos sobre Alimentación infantil en el canal Pediatría y sobre Lactancia materna en el canal Pediatría.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR