Gotas para frenar la miopía

Canal: Oftalmología
La atropina es un colirio que se administra en dosis muy reducidas para frenar la progresión de la miopía, sin efectos secundarios y compatible con la salud de los más pequeños

“Las gotas son una de las estrategias más habituales hoy en día para frenar la miopía, ralentizando su progresión”, explica el oftalmólogo Javier Hurtado.

Se trata de un colirio llamado atropina que se utiliza para dilatar la pupila en dosis muy reducidas, para evitar que el paciente sufra fotofobia o vea mal de cerca.

Los niños pueden utilizarlo una vez al día, sin efectos secundarios.

Diversos estudios han demostrado que, al usarla durante dos años, la atropina sí puede parar la miopía, como lo hacen otras técnicas como las lentillas nocturnas o alejarse de los objetos. Además, pueden usarse en combinación con estos otros procedimientos para lograr frenar la miopía.

El colirio es una fórmula magistral que se receta cada 3 meses. No está a la venta, sino que requiere de fabricación bajo receta del oftalmólogo, indica Javier Hurtado.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR