Factores de crecimiento, ¿qué debes saber para optimizar el cuidado de tu piel?

Factores de crecimiento en el cuidado de la piel. Videoconsejo impartido por el farmacéutico Tomás Muret, vocal nacional de Dermofarmacia.

En la pirámide de los cuidados de la piel, después de proteger y transformar la piel, viene la parte de optimizar los resultados dérmicos. Y es aquí donde entran en juego los factores de crecimiento, que se sitúan en el último escalón de la pirámide con el fin de combatir los signos del envejecimiento dérmico.

Echando la mirada atrás, en 1986, el Premio Nobel de Medicina recayó en una neuróloga italiana (Rita Levi-Montalcini) y en un bioquímico italiano (Stanley Cohen) por su descubrimiento del factor de crecimiento nervioso. Un trabajo clave que sirvió para descubrir que las células comienzan a reproducirse cuando reciben la orden de hacerlo. Orden que es transmitida por los factores de crecimiento.

Entre los principales factores de crecimiento que hay, podemos destacar:

  • El factor de crecimiento epidérmico
  • El factor de crecimiento de fibroblastos
  • El factor de crecimiento endotelial vascular
  • El factor de crecimiento derivado de plaquetas
  • El factor de crecimiento transformante beta

La optimización dérmica mediante factores de crecimiento y activadores de las células madre es la cima de cualquier protocolo de tratamiento de nuestra piel.

Una vez protegida y transformada la piel, viene el momento de aplicar tecnologías regeneradoras -entre las que se encuentran los factores de crecimiento- con el fin de activar las células dérmicas y que nuestra piel vuelva a sintetizar los componentes de sostén dérmicos como el colágeno, la elastina o la fibronectina.

Aunque los factores de crecimiento empezaron empleándose en la regeneración cutánea en casos de heridas o de radiodermitis, en la actualidad vienen constituyendo uno de los activos más eficaces para hacer frente a los signos del fotoenvejecimiento de la piel. Fotoenvejecimiento que genera una ralentización de la mitosis celular y de la síntesis de componentes dérmicos.

En definitiva, los factores de crecimiento son activos que emiten una compleja serie de señales en cascada para estimular la síntesis de componentes dérmicos y la división celular en un mecanismo descrito por la Dra. Draelos y que la Dra. Fabi como efecto Loop. Esto se traduce en mayor síntesis de componentes dérmicos como el colágeno, la elastina, ácido hialurónico, fibronectina y otros, para redensificar la piel, reducir arrugas y la flacidez dérmica.

Descubre más artículos sobre Dermofarmacia en el canal Tu Farmacéutico Informa.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR