09may. 17

El mareo en los niños: aprende a identificarlo y conoce sus causas

Canal: Pediatría
El mareo en los niños es un factor que habitualmente no se identifica con facilidad. Por ello, el pediatra Jesús Garrido nos explica cómo comprobarlo y cuáles son sus causas. ¡No te pierdas el vídeo!
Enfermedades y patologías relacionadas: Vértigo

Habitualmente, los bebés no tienen la sensación de mareo. “Cuando hablamos de mareo, suelen ser niños a partir de 5-6 años”, explica el pediatra Jesús Garrido.

En la mayoría de los casos, el problema se encuentra en la expresión ya que los niños no saben lo que es estar mareado hasta que les ocurre de verdad por primera vez. Además, es frecuente que el mareo sea interpretado como un vértigo, es decir, la imposibilidad de mantener el equilibrio.

¿Cómo podemos saber que el niño está mareado de verdad?

Si el niño dice que está mareado, puede comprobarse de la siguiente forma: juntando los pies y cerrando los ojos, de tal manera que si no es capaz de mantener el equilibrio, se encuentra mareado de verdad.

Para mantener la postura, existen tres referencias:

  • Lo que vemos, lo cual nos orienta acerca de los movimientos que hacemos.
  • La información que da el cuerpo sobre la postura en la que nos encontramos.
  • El sistema de equilibrio.

Si solo tenemos una referencia, es imposible tener equilibrio. Por lo tanto, si al cerrar los ojos el sistema de equilibrio está alterado, no se puede mantener el equilibrio.

¿Cuáles son las causas que provocan el mareo en los niños?

  • Bajada de tensión.
  • Bajada de azúcar.

Ambas causas son muy frecuentes en adolescentes porque suelen desayunar de una manera inadecuada, provocando que a lo largo del día el cerebro vaya consumiendo azúcar rápidamente y llegue un momento en el que no haya más que consumir. De esta forma, sufren los mareos pero se recuperan enseguida.

Por su parte, el vértigo es un mareo más permanente, pudiendo durar horas y días. Su causa más habitual es el catarro ya que produce una pequeña inflamación y acumulación de moco en el oído interno, que es donde se encuentra el sistema de equilibrio. A pesar de esto, suele ser pasajero y durar 2-3 días.

Todo ello hace que el niño tenga sensaciones negativas, puesto que no puede valerse por sí mismo. Sin embargo, hoy en día existen tratamientos que pueden aliviar un poco los síntomas. 

Descubre más artículos sobre Patologías comunes en el canal Pediatría.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR