Dexametasona en el tratamiento de la COVID-19, ¿qué debes saber? #TuFarmacéuticoInforma



La dexametasona es el primer fármaco capaz de demostrar una reducción significativa de mortalidad de la COVID-19 en pacientes graves en un estudio amplio y bien diseñado
Enfermedades y patologías relacionadas: Asma, Artritis reumatoide

 

La dexametasona es un glucocorticoide bien conocido y comúnmente usado desde la década de los 60 en el tratamiento de una amplia gama de afecciones por sus propiedades antiinflamatorias, inmunosupresoras y antialérgicas. Es empleado, por ejemplo, para tratar la artritis reumatoide, el asma o diversos procesos alérgicos o neoplásicos.

Está disponible en España en numerosas presentaciones de medicamentos de uso por diversas vías de administración. Además, se incluye en la lista de fármacos esenciales de la OMS y también en el reciente listado emitido por la AEMPS de medicamentos considerados esenciales en la gestión de la crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19.

Estos días hemos conocido los resultados del estudio RECOVERY que arrojan luz sobre el empleo de este fármaco en el tratamiento de la infección por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2. Se trata de un amplio ensayo clínico aleatorizado que ha incluido a más de 11.500 pacientes ingresados con COVID-19 en más de 175 hospitales de Reino Unido.

Los resultados obtenidos en el brazo de tratamiento experimental con dexametasona, que incluyó a más de 2.000 pacientes, demuestran que fue capaz de reducir la mortalidad:

  • En aproximadamente un tercio entre los pacientes que necesitaban ventilación mecánica.
  • En un quinto entre los pacientes que recibían oxígeno.

Es importante subrayar que no se identificó, sin embargo, ningún beneficio significativo entre aquellos pacientes que no necesitaban asistencia respiratoria.

¿Cuáles son las ventajas de la dexametasona en el tratamiento de la COVID-19?

  • La dexametasona es el primer fármaco capaz de demostrar una reducción significativa de mortalidad en un estudio amplio y bien diseñado, pero solo ha mostrado eficacia en los pacientes más graves, es decir, en aquellos que requieren asistencia respiratoria.
  • Por ahora, no se ha demostrado beneficio clínico en pacientes con síntomas leves de COVID-19 que no requieren asistencia respiratoria, quienes en principio seguirán siendo manejados con los tratamientos sintomáticos habituales. Y tampoco su eficacia en la profilaxis pre-exposición o posexposición al virus SARS-CoV-2.

Debemos recordar, por tanto, que la utilización de dexametasona no está recomendada para la población general sin causa justificada.

Y subrayar, por último, que no se pueden adquirir medicamentos con dexametasona en las farmacias sin su correspondiente receta médica.

Descubre más artículos sobre #TuFarmacéuticoInforma y COVID-19 en el canal Tu Farmacéutico Informa.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR