06May. 20

¿Deben los pacientes reumáticos suspender sus tratamientos para evitar la COVID-19?

Canal: COVID-19


Los pacientes reumáticos no deben suspender sus tratamientos porque ''a mayor actividad de la enfermedad reumática, existe mayor riesgo de infección por coronavirus'', indica el Dr. Rosales

Los pacientes reumáticos podrían sufrir un brote de la enfermedad al suspender el tratamiento

Los pacientes reumáticos en tratamiento crónico con inmunosupresores, fármacos modificadores de la enfermedad y corticoides no deben suspender sus tratamientos por temor a un riesgo incrementado de infección por coronavirus. Así lo indica el Dr. José Luis Rosales, reumatólogo de Hospiten, en este vídeo producido durante la pandemia de la COVID-19.

¿Por qué no debe suspenderse el tratamiento?

Suspender los tratamientos pondría a los pacientes reumáticos en riesgo de sufrir un brote de la enfermedad. Esto supondría un problema doble, ya que debe tenerse en cuenta que «a mayor actividad de la enfermedad, existe mayor riesgo de infección por coronavirus», indica el Dr. Rosales.

Asimismo, aumentaría «la potencial necesidad de usar corticoides para controlarla, los cuales no estarían indicados en las infecciones virales de forma general», explica el reumatólogo de Hospiten.

Por otro lado, se recomienda que los pacientes reumáticos no se automediquen y que, ante cualquier duda, consulten con su médico y/o reumatólogo.

¿Qué pueden hacer los pacientes reumáticos para prevenir la COVID-19?

Las medidas de prevención del contagio de la COVID-19 en las personas con enfermedades reumáticas son las mismas que las de la población general. Entre ellas, llevar una exhaustiva higiene de manos, evitar tocar superficies con ellas, distancia interpersonal de al menos 2 metros, aislamiento en los hogares limitando las salidas a la calle a lo estrictamente necesario, uso de mascarillas, etc.

Sobre las enfermedades reumáticas

Las enfermedades reumáticas están relacionadas con el desgaste del aparato locomotor (huesos, músculos, articulaciones, tendones y ligamentos). En algunas ocasiones, también pueden tener su origen en la alteración del sistema inmunológico.

La artrosis (de mano, de rodilla), la artritis reumatoide, la osteoporosis, la lumbalgia o la fibromialgia son algunas de las enfermedades reumáticas más frecuentes en España.

Sus principales síntomas son la rigidez matutina, el dolor crónico, la limitación de la movilidad, la hinchazón y/o el enrojecimiento y calor en las articulaciones.

Descubre más artículos sobre Reumatología en el canal COVID-19.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR