19dic. 18

Cuidados de la piel en el paciente oncológico

Consejos para pacientes que se vayan a someter a un tratamiento oncológico, ya sea de quimioterapia o de radioterapia, y quieran cuidar su piel.
Enfermedades y patologías relacionadas: Cáncer

El cuidado de la piel en el paciente oncológico es un aspecto importante puesto que, bien la propia enfermedad, o bien el tratamiento que se recibe, puede producir una xerosis cutánea o piel seca.

“Los tratamientos oncológicos y las nuevas terapias tienen una particularidad y es que en el 98% de los casos van a producir xerosis en la piel del paciente, es decir, una sequedad extrema. Esta deshidratación de la piel trae consigo una pérdida de brillo, de elasticidad y una descamación de las células superficiales de la piel, que puede llegar a provocar grietas, fisuras e incluso picor”, explica Virginia Barrau, farmacéutica experta en Dermofarmacia de Portalfarma.

Aquellos pacientes que se vayan a someter a un tratamiento oncológico,  ya sea de quimioterapia o de radioterapia, deberían seguir las siguientes cuatro recomendaciones o consejos para incorporar a la rutina de higiene diaria de la piel:

  • En primer lugar, sería aconsejable utilizar en la limpieza de nuestra piel, jabones syndet sobreengrasado. Los jabones syndet son aquellos que barren bien nuestra suciedad, pero conservando el manto protector y si está sobreengrasado lo que aportaremos serán lípidos que retienen el agua de la piel y que la dotarán de mayor fortaleza.
  • En segundo lugar, utilizar productos hidratantes y emolientes, puesto que ni la ingesta abundante de líquidos ni el contacto directo con el agua —como puede ser la ducha diaria— resuelven un problema de sequedad cutánea. Es necesario reforzarlo con productos hidratantes. Es recomendable también utilizar ropa amplia para evitar rozaduras en nuestra piel y con tejidos que favorezcan la transpiración como puede ser el algodón.
  • En tercer lugar, debemos fotoproteger nuestra piel y utilizar un factor de protección 50 o superior, incluso en los días de invierno. Todos debemos cuidar nuestra piel de las radiaciones solares, pero en el paciente oncológico la piel está más expuesta y puede causarnos quemaduras y ampollas solares. Por lo que es recomendable seguir una fotoprotección lo más completa posible, tanto tópica como oral.
  • Y en cuarto lugar, podemos utilizar un maquillaje corrector. Los tratamientos oncológicos pueden producir alteraciones dermatológicas en nuestra piel, o imperfecciones faciales, en donde puede resultar de gran ayuda el empleo de maquillaje corrector.

Durante el proceso de la enfermedad puede producirse una redistribución de los núcleos de grasa existentes en la cara, acentuándose por ejemplo el hundimiento de los ojos o marcando en exceso los pómulos. Cambios que se pueden disimular con maquillaje corrector y ayudar al paciente a algo muy importante: a la autoestima. Es fundamental, verse bien, para sentirse bien.

Descubre más artículos sobre Dermofarmacia en el canal Tu Farmacéutico Informa.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR