10Mar. 21

¿Cómo mejorar la autonomía del paciente en el momento del aseo y el baño? #TuFarmacéuticoInforma



Desde dosificadores de gel fijados a la pared hasta lavapies que no requieren agacharse. Existen diversas ayudas técnicas para mejorar la autonomía del paciente dependiente durante el aseo y el baño

La autonomía del paciente durante el aseo y el baño es fundamental para salvaguardar su autoestima

Existen diferentes productos de apoyo para ayudar a mejorar la autonomía del paciente con dependencia en el momento del aseo y el baño. Cuidar la higiene personal es un aspecto fundamental y clave para prevenir enfermedades y evitar la aparición de complicaciones.

Tal como indican desde el Consejo General de Colegios Farmacéuticos, el aseo completo de una persona puede realizarse en el plato de ducha, en la bañera o en la cama. Esto dependerá de la situación personal y del grado de autonomía que presente cada persona. En función de ello, existen diferentes ayudas técnicas para ayudarnos en cada situación de aseo.

Cómo enjabonarse

Para ayudarnos a enjabonarnos existen dosificadores de gel de fijación en la pared. Estos permiten aplicar la cantidad de jabón adecuada, de una forma sencilla, y evitando sujetar botes que pueden resbalarse al estar mojados.

En caso de personas con dificultad para alcanzar todas las partes del cuerpo (espalda, pies…), se recomiendan las esponjas con mango alargado, curvo o flexibles. Y dependiendo del paciente y su situación, pueden ser de utilidad las esponjas jabonosas de un solo uso que incorporan ya el jabón.

En pacientes encamados, estas esponjas jabonosas son muy útiles pues contienen la cantidad justa de jabón y es más facil su aclarado.

Ducharse sin agacharse

Existen también lavapies que se fijan al suelo de la ducha mediante unas potentes ventosas y que ayudan a su aseo sin tener que agacharse. Simplemente se tiene que humedecer, aplicar el jabón y frotar la planta del pie sobre las cerdas, siendo de dos tipos: duras o blandas. En el centro incorpora una piedra pómez para eliminar durezas y callos de nuestros pies. Esto permite mejorar la autonomía del paciente, ya que no tendrá que agacharse para enjabonarse los pies ni las piernas.

Lavarse el pelo

Al lavarnos el pelo, podemos contar con cepillos con mango largo, que sustituyen los dedos al aplicar el champú. Además, su diseño permite alcanzar toda la cabeza. Y si el paciente está encamado, existen múltiples apoyos para lavar la cabeza sin tener que levantar al paciente, como los lavacabezas hinchables. Muy útiles para un aseo correcto sin tener que movilizar al paciente y con desagüe que facilita la eliminación del agua.

Adaptación del baño para mejorar la autonomía del paciente

El acondicionamiento del baño debe estar adaptado a las limitaciones de cada persona para favorecer su independencia y evitar caídas y posibles accidentes. Existen para ello barras asideras fijas o abatibles en diferentes tamaños y materiales. También, banquetas de ducha o sillas de baño con y sin respaldo y regulables en altura. También son muy útiles los elevadores de inodoro, sobre todo en pacientes con problemas en las rodillas o en las caderas.

Estos son algunas ideas generales a la hora de mejorar la autonomía del paciente en el momento del baño. No obstante, el abanico de soluciones es muy amplio. Por eso, es aconsejable acudir a los expertos y valorar el producto que mejor se adapta en función de las necesidades individuales de cada paciente.

Descubre más artículos sobre Ortopedia en el canal Tu Farmacéutico Informa.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR