27Abr. 20

¿Cómo gestionar el estrés durante el confinamiento por COVID-19?



''Pasar por el confinamiento es como atravesar un túnel: ha tenido puerta de entrada y tendrá puerta de salida'', explica la Dra. Santos, presidenta del Instituto Español de Resiliencia

Gestionar el estrés durante el aislamiento ayuda a sobrellevarlo y permite crecer

Tener que quedarse en casa, con la prohibición de salir a la calle, unido a la incertidumbre de no saber cuánto va a durar el confinamiento por COVID-19, es una doble fuente de estrés, tal como explica la Dra. Rafi Santos, presidenta del Instituto Español de Resiliencia (IER). «Esta situación es como quien tiene que atravesar un túnel: ha tenido puerta de entrada y tendrá puerta de salida», explica la Dra. Santos que ofrece en este vídeo algunas pautas para gestionar el estrés.

Existen dos actitudes con las que reaccionar ante cualquier problema:

  1. Verlo como una amenaza: así, se generan neurotransmisores que llevan a una situación de mayor tensión, irritabilidad, cansancio, dificultad para dormir, etc. porque se genera cortisol, una hormona que se libera como respuesta al estrés.
  2. Enfocarlo como una situación difícil que podemos superarse trata de aprovechar este «momento túnel» para crecer. Es una oportunidad para plantearse cómo mejorar las relaciones con la familia, cómo conocerse a uno mismo y valorar cómo mejorar, etc. De esta forma, «segregamos oxitocina, hormonas de confianza que nos llevan a pensar que vamos a poder con esto», explica la Dra. Santos.

Qué hacer para sobrellevar el confinamiento sin estrés

  • Buscar un lugar de la casa donde sentirse a gusto, tanto para teletrabajar como para dedicarse al ocio o descansar.
  • Practicar la respiración mediante ejercicios de respiración profunda, diafragmática, reposada y tranquila. Al tomar aire se estiran todos los músculos de la cara y se le envía al cerebro un mensaje de tranquilidad y bienestar. Los ejercicios de inspiración y espiración deben hacerse varias veces, con los ojos cerrados y visualizando algún sitio que nos inspire paz. «Puede ser una puesta de sol, un lugar de nuestra casa o de una casa del pueblo, una playa donde nos guste…», propone como ejemplos la presidenta del Instituto Español de Resiliencia. Tras uno o dos minutos, estaremos preparados para retomar las actividades del día a día más relajados.
  • Dejar tiempo para el ocio, por ejemplo, participando con los más pequeños de la familia en juegos de sobremesa, bailar al ritmo de la música o hacer ejercicio también ayuda a gestionar el estrés. «Se segregan muchas endorfinas que nos permiten tener mayor bienestar», concluye la Dra. Santos.

Descubre más artículos sobre Salud emocional en el canal COVID-19 y sobre Salud emocional y COVID-19 en el canal Salud Emocional.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR