Cáncer de piel, ¿qué debes saber? #TuFarmacéuticoInforma



El cáncer de piel, que afecta cada año a 3 millones de personas, puede prevenirse con una adecuada protección solar, entre otras recomendaciones. ¡Anótalas y ponlas en práctica!
Enfermedades y patologías relacionadas: Cáncer de piel, Melanoma

Existen dos tipos de cáncer de piel: melanoma y no melanoma

La piel es el órgano más extenso del cuerpo y el cáncer de piel es uno de los más frecuentes. Además, su incidencia en la población no deja de aumentar.

Se produce por el crecimiento anormal y descontrolado de las células cutáneas y se manifiesta, con mayor frecuencia, en la piel expuesta al sol.

Tipos de cáncer de piel

En función del tipo de célula a la que afecta, el cáncer de piel se divide en dos grupos:

  1. Melanoma: es un tumor maligno originado en los melanocitos, que son las células de la piel que generan la melanina, la cual nos protege de la radiación ultravioleta y nos broncea. Es el tumor menos frecuente, pero es el más agresivo y el que más muertes causa. Solo en España se diagnostican al año más de 6.000 casos.
  2. No melanoma: es mucho más frecuente e incluye al carcinoma de células basales, el carcinoma de células escamosas y la queratosis actínica. Cada año se diagnostican aproximadamente 3 millones de cáncer de piel no melanoma en todo el mundo.

Factores de riesgo

El principal factor de riesgo es la exposición a la radiación ultravioleta, tanto del sol directamente como de cabinas de bronceado.

Cualquier persona puede contraer cáncer de piel. Sin embargo, si tienes el cabello rubio, los ojos claros, pecas y/o te quemas con facilidad, tendrás mayor riesgo.

El tener antecedentes familiares, muchos lunares, o haber sufrido quemaduras solares antes de los 20 años, también se consideran factores de riesgo.

Cómo prevenir el cáncer de piel

Afortunadamente, si el cáncer de piel se diagnostica de forma temprana, tiene un pronóstico favorable, pero no debemos olvidar que la mejor alternativa es la prevención. Por ello, puedes seguir estas recomendaciones del Consejo General de Colegios Farmacéuticos:

  • Utiliza un fotoprotector adecuado durante todo el año, que proteja frente a todo el espectro de radiación (ultravioleta A, ultravioleta B, luz visible e infrarroja). También debe contener antioxidantes, tecnologías inmunoprotectoras y activos reparadores del ADN.
  • Complementa esta protección solar tópica con fotoprotección oral que contenga tecnologías antioxidantes, inmunoprotectoras, reparadoras e incluso vitamina D. Contribuyen a la protección celular y refuerza la defensa natural de nuestra piel.
  • Evita el sol intenso durante las horas centrales del día.

Ten en cuenta que hay medicamentos que pueden sensibilizar tu piel a la radiación solar. Por ejemplo, los antiacneicos, los antihistamínicos (para tratar alergias) y los anticonceptivos orales. Pregunta a tu farmacéutico si la medicación que estás tomando es fotosensibilizante.

Y, por último, autoexplórate. Revisa tu piel al menos una vez al mes, para poder detectar la aparición de nuevas manchas o cambios en tus lunares e informar al dermatólogo.

Descubre más artículos sobre Dermofarmacia en el canal Tu Farmacéutico Informa.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR