14Abr. 21

Cáncer colorrectal, ¿qué debes saber sobre uno de los tumores más frecuentes? #OncoCanal

Canal: Cáncer


El cáncer de colon y recto (cáncer colorrectal) es el segundo tipo de tumor más frecuente en mujeres (después del cáncer de mama) y en hombres (tras el cáncer de próstata)
Enfermedades y patologías relacionadas: Cáncer de colon, Colitis ulcerosa, Enfermedad de Crohn

El avance en los tratamientos ha permitido mejorar la vida de los pacientes con cáncer de colon y recto

El cáncer de colon y recto (cáncer colorrectal) es el segundo tipo de tumor más frecuente en mujeres (después del cáncer de mama) y en hombres (tras el cáncer de próstata), tal como explica en el vídeo el Dr. José Ignacio Martín Valadés, responsable de la Unidad Multidisciplinar de Tumores Digestivos de MD Anderson Cancer Center Madrid.

Las causas del cáncer colorrectal se desconocen, pero sí se sabe de algunos factores de riesgo que pueden aumentar las probabilidades de desarrollarlo:

  • Los factores hereditarios (familiares), que suponen un 5-15 % de los casos de cáncer colorrectal.
  • Las enfermedades inflamatorias intestinales (EII), tales como la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa. Estas patologías son predisponentes y pueden aumentar la probabilidad de desarrollar cáncer de colon y recto hasta en un 30 %.
  • La presencia de pólipos adenomatosos (masas similares a glándulas que se desarrollan en la membrana mucosa que recubre el intestino grueso). Su probabilidad de convertirse en tumores es del 5 %.
  • Factores ambientales relacionados con el estilo de vida, cuyo control podría prevenir hasta un 45 % de los casos de cáncer de colon y recto diagnosticados cada año», afirma el Dr. Martín Valadés. Entre ellos, cabe destacar:
    • Llevar una dieta pobre en frutas, verduras y fibra y/o rica en carnes rojas y procesadas
    • No hacer suficiente ejercicio físico.
    • El tabaquismo.
    • El alcohol.
    • La obesidad

Detección precoz del cáncer de colon y recto

El cáncer de colon y recto puede no presentar síntomas o que estos sean muy inespecíficos, como fatiga o dolor abdominal. Por eso, existen pruebas de cribado para favorecer la detección precoz de la enfermedad. De hecho, estas técnicas diagnósticas permiten detectar la enfermedad en su fase premaligna, al identificar la presencia de pólipos adenomatosos que pueden extirparse.

Así, en la población general, sin factores hereditarios ni predisponentes, se recomienda el cribado a partir de los 50 años con un test de sangre oculta en heces. Se trata de una prueba no invasiva que permite detectar la presencia de sangre en las heces. Se realiza anual o bianualmente.

En todo caso, «ante un test de sangre oculta en heces positivo, es necesario confirmar el diagnóstico con una colonoscopia«, explica el Dr. Martín Valadés.

Tratamiento multidisciplinar

Diferentes especialistas intervienen en el tratamiento del cáncer de colon y recto.

En fases precoces, es necesaria la cirugía para extirpar el segmento de colon donde se localiza el tumor. Después, suele ser necesaria la quimioterapia.

Sin embargo, en los tumores de recto, puede ser necesario combinar quimio con radioterapia antes de la cirugía.

«Cada situación es diferente; de ahí la importancia de un tratamiento multidisciplinar», aclara el responsable de la Unidad Multidisciplinar de Tumores Digestivos de MD Anderson Cancer Center Madrid.

El Dr. Martín Valadés concluye su explicación indicando qué tipo de tratamientos suelen ser necesarios en casos de tumores en un estadio más avanzado. Mira el vídeo para obtener más información al respecto.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR