29Jul. 20

¿Qué es un bebé de alta demanda?

Canal: Pediatría


Un bebé de alta demanda aprende antes que otros niños, pero también requiere de muchas más atenciones por parte de sus padres
Enfermedades y patologías relacionadas: Insomnio

Un bebé de alta demanda tiene una necesidad constante de recibir estímulos

Cubrir las necesidades del bebé puede sonar muy sencillo, pero no lo es tanto por no todos los niños son iguales. «Hay niños que son más dormilones, otros que son más comilones y otros que tienen mucha más intensidad de consumo de estímulos», apunta el Dr. Jesús Garrido (Mi Pediatra Online). Cuando un niño es así, se dice que es un bebé de alta demanda.

El Dr. Garrido explica que estos niños, con tan solo un mes de vida, son capaces de pasarse de 10 a 13 horas seguidas al día despiertos, sin dormir prácticamente nada y, si agotados finalmente se duermen, cuando lo hacen es en brazos de su cuidador. En cuanto los separan un poco, se despiertan. «Por la noche, sí que descansan salvo que tengan alguna molestia, pero su objetivo fundamental es cubrir la necesidad de estímulos cambiantes», incide el pediatra.

La PARTE POSITIVA es que el bebé de alta demanda desarrolla rápidamente su cerebro y aprende mucho antes que otros niños algunos aspectos como:

  • Sostener el cuello.
  • Seguir con la mirada.
  • Manipular objetos.

El PRINCIPAL PROBLEMA de los padres con estos niños es que son más agotadores que otros: están casi todo el tiempo en brazos y el entorno no lo entiende. Es muy típico que estos padres escuchen con frecuencia que están mal acostumbrando a sus hijos con abrazos o con atenciones extra, pero en estos casos son una necesidad del niño. «El bebé de alta demanda lo es desde su primer día de vida», aclara el Dr. Garrido, que indica que lo único que se puede hacer es:

  1. Entenderlo y asumirlo.
  2. Pensar cómo se puede cubrir esa necesidad de la forma más llevadera posible.

Cómo cuidar de un bebé de alta demanda

Una posible solución es optar por una MOCHILA para tener los brazos más liberados y para prevenir problemas en los padres como la tendinitis en el hombro, la epicondilitis y el túnel carpiano.

Entre las ventajas de la mochila es que el niño puede acompañar al padre o a la madre en las actividades que tenga que hacer. «Simplemente con ese acompañamiento recibe estímulos cambiantes que suplen sus necesidades», indica el Dr. Garrido.

La situación con el bebé de alta demanda mejora cuando va consiguiendo tener autonomía para desplazarse porque eso le permite explorar por sí mismo. Son niños que se adaptan muy bien a la ESCOLARIZACIÓN PRECOZ. Cuando estos niños van a una guardería, tienen más fácil recibir una fuente de estímulos inagotable en comparación con lo que ya conocía de su casa.

De hecho, es muy probable que el niño recupere horas de sueño en la guardería porque recibe tal cantidad de estímulos que termina por cansarse antes que en casa. Y, conforme vaya creciendo, la situación mejorará.

Descubre más artículos sobre Sueño infantil en el canal Pediatría.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR