¿Cuáles son los aspectos epidemiológicos de la infección por coronavirus? La visión del epidemiólogo Ángel Gil

El epidemiólogo Ángel Gil de Miguel explica en este vídeo del Consejo General de Colegios de Farmacéuticos los aspectos epidemiológicos de la infección por SARS-CoV-2

El 31 de diciembre de 2019 se produjo un brote epidémico de unos 90 casos de neumonía por COVID-19 en una región China. “Hablamos de brote epidémico porque se trata de un número determinado de casos delimitados desde el punto de vista geográfico y temporal; cuando se produce un incremento de casos y más espaciados en el tiempo, el concepto cambia y debemos referirnos a ellos con el término ‘epidemia‘”, explica el epidemiólogo Ángel Gil de Miguel.

El COVID-19 se consideró casi desde su inicio una epidemia.

Ángel Gil de Miguel es catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Rey Juan Carlos. En este vídeo del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, expone los aspectos epidemiológicos de la infección por SARS-CoV-2. Se trata de una pieza formativa que habla sobre la importancia que tiene conocer los datos epidemiológicos de la infección por el nuevo coronavirus para poder tomar decisiones que protejan en la medida de lo posible la salud colectiva.

“Tras el aumento del número de casos de COVID-19 en China a lo largo del mes de enero, la OMS envió una notificación a todos los países para que activaran sus sistemas de vigilancia epidemiológica“, relata el Dr. Gil de Miguel, que explica en el vídeo cómo funcionan en España estos organismos, responsables en cada comunidad autónoma de notificar y aportar la información de los casos con todos los datos posibles.

En el caso del COVID-19, la epidemia comenzó en China y se extendió a otras zonas geográficas (como Irán o España) que recibieron los primeros casos importados. El coronavirus seguía siendo una epidemia.

Fue cuando el COVID-19 se trasladó de un continente a otro y, además, comenzaron a detectarse casos autóctonos de contagios, cuando comenzó a hablarse de pandemia. El coronavirus afectaba de manera global a todo el mundo.

¿Cómo se comporta el COVID-19?

Entre los datos que los sistemas de vigilancia epidemiológica recogen, suelen encontrarse factores como la edad, el sexo, comorbilidades… que permiten hacer mapeos de comportamiento no solo geográfico, sino también entre determinados grupos de población.

  • El COVID-19 cursa de forma asintomática en los niños, que apenas son ingresados.
  • En adultos jóvenes el COVID-19 afecta de forma asintomática o con sintomatología leve.
  • Conforme la edad aumenta, se agrava la sintomatología por la presencia de enfermedades crónicas asociadas que tienen una alteración del sistema inmunológico.

Tener estos datos permite detectar los grupos de riesgo y priorizar acciones dirigidas a la prevención del contagio entre estos colectivos.

Epidemiológicamente, ¿podemos saber cómo se transmite el COVID-19?

Sí. Además, identificar la forma de transmisión nos permite adoptar medidas de protección para prevenir el contagio, como el aislamiento, la duración de ese confinamiento, los desinfectantes más eficaces, etc.

En cumplimiento de la Ley General de Salud Pública, las medidas adoptadas están encaminadas a hacer primar el bien de la colectividad frente al individual. “En epidemiología no hablamos de personas en concreto, sino de poblaciones, y para ayudar a la población, debemos trabajar todos conjuntamente”, recuerda el Dr. Gil de Miguel.

Descubre más artículos sobre #TuFarmacéuticoInforma y COVID-19 en el canal Tu Farmacéutico Informa y sobre La visión de los expertos en el canal COVID-19.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados