05Ene. 21

Introducción de la alimentación complementaria

Canal: Pediatría


La técnica Baby-led weaning permite al niño marcar el ritmo de introducción de la alimentación complementaria, garantizando su correcta nutrición y la prevención de alergias
Enfermedades y patologías relacionadas: Alergias

La alimentación complementaria en bebés aporta nutrientes extra y previene alergias

Hay muchas formas de introducir la alimentación complementaria en bebés. Los primeros meses el niño se alimenta únicamente con leche, hasta que en un determinado momento debe iniciar una dieta cada vez más parecida a la del adulto.

La manera más difundida actualmente para comenzar con la alimentación complementaria en bebés es aquella en la que es el propio niño quien hace de guía (Baby-led weaning). Esta técnica es efectiva porque, hoy en día, se conoce que la adaptación a nuevos nutrientes y alimentos en las primeras etapas del niño es espontánea e intuitiva. De esta forma, «los adultos solo deben hacer modificaciones en la introducción de la alimentación complementaria en bebés cuando vemos que este proceso instintivo falla de forma clara», explica el Dr. Jesús Garrido (Mi Pediatra Online).

Cuándo empezar la alimentación complementaria en bebés

Algunos expertos consideran que la alimentación complementaria en bebés no debe iniciarse antes de los 6 meses, de que el bebé se siente o de que desaparezca el reflejo extrusivo. Sin embargo, a juicio del Dr. Garrido, «esto es volver a poner límites que nos impedirán entender por qué e bebé tiene tendencia a empezar la alimentación antes de llegar a esos tres límites».

Estas tres premisas se apoyan en la necesidad de preservar la lactancia materna durante el primer medio año de vida del niño, así como en la intención de prevenir los atragantamientos. Sin embargo, la clave está en entender que «el niño que empieza haciendo Baby-led weaning raramente come cantidades importantes de comida sólida; en la mayoría de los casos, no suponen más de un 10 % del aporte nutricional real», asegura el pediatra.

Qué aporta la alimentación complementaria en bebés

Este pequeño 10 % del aporte nutricional es muy importante por dos razones:

  1. Favorece la tolerancia del niño al alimento: su sistema defensivo se familiariza con él, por lo que, en caso de que se produzca una infección, no reaccionará contra él por pensar que se trata del causante del malestar. Esto reduce la probabilidad de desarrollar alergias alimentarias en el futuro.
  2. Aporta nutrientes que no están presentes en la leche, tales como el hierro y muchos micronutrientes que completen los que obtiene de manera natural en la leche.

«El momento en el que cada niño pide comida o se intenta llevar otros alimentos a la boca señala que ya está empezando a tener esa necesidad de micronutrientes y no hay razón alguna para interferir e impedirle ese acceso a la comida», concluye el Dr. Garrido.

Descubre más artículos sobre Alimentación infantil en el canal Pediatría y sobre Lactancia materna en el canal Pediatría.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR