Aciclovir, ¿cuándo y cómo debemos tomarlo? #TuFarmacéuticoInforma

El aciclovir es un fármaco antiviral que actúa impidiendo la producción del ADN de ciertos virus, como los virus del tipo herpes, así como sobre el virus de la varicela

El aciclovir es un fármaco antiviral que actúa impidiendo la producción del ADN de ciertos virus, como los virus del tipo herpes, así como sobre el virus de la varicela.

Podemos utilizar el aciclovir por diferentes vías de administración, destinadas cada una de ellas a determinadas indicaciones.

La más empleada es en forma de cremas de administración tópica, destinadas al tratamiento de los herpes labiales o del herpes genital. Normalmente se aconseja aplicar la crema 5 veces al día, cada 4 horas y descansando por la noche. El tratamiento se prolongará durante un periodo máximo de 10 días. Es importante iniciar el tratamiento lo antes posible una vez observemos el inicio de los síntomas del herpes. Suele ser muy bien tolerado por esta vía, y solo en ocasiones se experimentan reacciones locales en la piel.

Por otra parte, disponemos de pomadas de administración oftálmica, indicadas en infecciones de la córnea por herpes. Al igual que antes, se recomiendan 5 administraciones diarias en el saco conjuntival, cada 4 horas y descansando por la noche. La reacción adversa más común es la inflamación corneal así como el escozor en el ojo.

Después de la administración de cualquiera de estas formas tópicas, tanto las cutáneas como las oftálmicas, es importante lavarse las manos, para eliminar restos del medicamento que pudieran quedar en la piel, así como para reducir el riesgo de contagio a otras zonas de la piel.

Finalmente, disponemos de aciclovir de administración sistémica, en forma de comprimidos, solución oral o inyectable intravenoso. En este caso, el aciclovir se emplea para la prevención y tratamiento de infecciones graves por el virus herpes, así como el tratamiento de la varicela o del herpes zóster en aquellas situaciones en las que el médico lo considere apropiado.

Lógicamente estas situaciones son mucho más graves, por lo que debe utilizarse exclusivamente bajo criterio médico, siguiendo al pie de la letra sus recomendaciones tanto con respecto a la dosis como a la duración del tratamiento.

Descubre más artículos sobre Uso de Medicamentos en el canal Tu Farmacéutico Informa.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR