Tecnología: aliado invisible de Salud (sin aplauso)

Canal: COVID-19

Salir de la invisibilidad es el primer paso para acceder a la inversión en Tecnología, al crecimiento, a la innovación y, por qué no, al reconocimiento social

Tecnología al servicio de la salud

Guzmán M. GarmendiaPor: Guzmán M. Garmendia Pérez

Director General de Telecomunicaciones y Digitalización del Gobierno de Navarra

Personal sanitario, auxiliar, administrativo y, en general, todo el colectivo que ha estado al pie del cañón, ha recibido, y recibe, la admiración de la ciudadanía por su coraje, entrega, trabajo y dedicación durante la dura etapa que nos ha tocado y nos toca vivir. Vaya desde aquí, con más intensidad si cabe, mi agradecimiento, reconocimiento y admiración. Nos estáis salvando, nos habéis salvado.

Todas estas personas, sin excepción, han realizado la tarea humana de la transmisión del cariño, el apoyo y el acompañamiento, en añadidura a su labor asistencial médica, de enfermería, transporte, gestión, administración o cualquier otra que ya venían ejerciendo desde antes de que todo esto ocurriera.

Hechos los reconocimientos, públicos y privados, y extendiéndolos hasta el infinito si fuera necesario, quisiera, a través de estas líneas, añadir a esta correspondencia a la Tecnología, así, en mayúsculas, incluyendo en último término las personas que están detrás de ella y que mantuvieron, y mantienen, todo el sistema aplaudido.

Desde la experiencia que me ha dado vivir en primer término una crisis que nunca nos hubiéramos imaginado, es fundamental remarcar que nada hubiera sido posible si toda la infraestructura informática y de telecomunicaciones que sustenta un servicio de salud no hubiera estado tan preparada y configurada como lo estaba.

Inversión necesaria

Por lo tanto, lejos de remarcar la ya manida corriente de la importancia de las TIC hoy, señalo que la criticidad en el éxito de los vitoreados espacios de salud residía en la inversión previa que se había hecho y sobre todo, en las personas, una cuestión clave con la dificultad infinita que por aquel entonces había en el convencimiento de inversión en asuntos que, normalmente, no se veían.

Sin embargo, con el mismo coraje, entrega, trabajo y dedicación,

los responsables tecnológicos lucharon por construir sistemas robustos, de calidad y con garantía mucho antes de la pandemia, circunstancia que, sin lugar a dudas, ha sido vital. Sí, vital.

Los servicios de tecnología de Salud no tuvieron que esperar a la fecha clave de marzo de 2020 para entender lo que estaba pasando. Ya por aquel entonces, cuando emprendimos el camino a nuestro encierro obligado, el estrés, el uso y la exigencia tecnología estaban multiplicados. Tan solo era el aperitivo de lo que estaba por llegar.

Las UCIs se desbordaban y hubo que habilitar nuevas: Tecnología. Las plantas no admitían más pacientes y se adaptaron hoteles: Tecnología. Adaptación de carpas o centros de realización de PCRs: Tecnología. Acogida de equipos de rastreo y seguimiento: Tecnología. Inclusión de cribados o test rápidos en la estrategia: Tecnología. Implementación de dispositivos móviles para contactos: Tecnología. Citación de vacunación y certificación: Tecnología. Pasaporte europeo: Tecnología.

Así hasta los 275 proyectos COVID que al menos hasta la fecha me ha reportado mi equipo, muchos más si tenemos en cuenta las colaboraciones interregionales, europeas o las que se han llevado a cabo con el resto del mundo. Todo ello, por descontado, con los mismos recursos humanos, e incluso menos, pero eso sí, crecidos por su implicación. Gracias.

Tecnología en Salud

Elemento invisible en el que costaba invertir por su falta de visibilidad o rédito inmediato. Elemento fundamental que si no hubiera sido luchado, peleado y defendido en el pasado no nos hubiera permitido transitar por este desierto con garantía.

Desde aquí mi más efusiva petición de inclusión en esos aplausos, ya diluidos, a profesionales TIC que trabajan en la administración pública, a la misma administración, a quienes la apoyan desde fuera, al personal de empresas tecnológicas que han demostrado saber estar cuando se les necesitaba, a las mismas empresas y todo este mundo TIC al que por fin parece que se le reconoce su papel esencial en la sociedad.

Es mucho el camino que nos queda por recorrer para alcanzar una medicina digital, salir de la invisibilidad es el primer paso para acceder a la inversión, al crecimiento, a la innovación y, por qué no, al reconocimiento social.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR