Otitis, cistitis y otros ‘itis’ típicos del verano: así se combaten

Canal: General

La llegada del verano siempre supone una alegría, pero también conlleva la aparición de una serie de enfermedades que "amargan" un poco la época estival. Por ello, es muy importante saber cómo se pueden prevenir y tratar.

Otitis, cistitis y otros ‘itis’ típicos del verano: así se combaten

El verano ha llegado de golpe y, con él, las altas temperaturas, la apertura de piscinas y las largas horas de exposición al sol. Para algunos es la mejor época del año pero, a pesar de los tonos bronceados y las vacaciones, la temporada estival conlleva una serie de enfermedades que son conveniente conocer y prevenir.

Otitis, la inflamación del oído

La otitis es una enfermedad muy frecuente durante los meses de verano porque está asociada al hecho de nadar en ríos, piscinas, mares y lagos. Las bacterias y los hongos que pueden estar en el medio acuático, entran en el oído provocando dicha infección.

Los síntomas de la otitis son:

  • Dolor agudo
  • Fiebre
  • Supuración

Por ello, en muchos casos, es necesario recibir un tratamiento antibiótico. De lo contrario, puede derivar en pérdidas de audición, entre otras cosas.

La prevención de la otitis consiste en evitar baños en aguas que puedan estar contaminadas (embalses, pantanos…) y secándose los oídos con la punta de una toalla, una vez finalizado el baño.

Cistitis, la inflamación de la vejiga urinaria

La cistitis o infección de orina, especialmente en las mujeres, se suele dar en verano, por pasar tiempo con el bañador mojado y las temperaturas frías del agua.

Los síntomas de la cistitis son:

  • Escozor
  • Ganas continuas de orinar
  • Micciones insuficientes
  • Fiebre, en algunos casos

Al ser una infección, requiere de un tratamiento antibiótico que debe ser prescrito por el médico.

Su prevención se basa en una correcta higiene íntima y realizar el cambio del bañador mojado por uno seco al finalizar el baño.

Conjuntivitis

La conjuntivitis es la infección de la capa conjuntiva del ojo, es decir, la membrana que recubre el globo ocular y el interior de los párpados. Suele aparecer en verano y se da por diversas causas. Generalmente, por la exposición continuada al sol y aires acondicionados, y por nadar bajo el agua de piscinas con cloro u otros medios acuáticos sin utilizar gafas de bucear.

Normalmente, la irritación ocular desaparece pasados unos días y sin necesidad de tratamiento. No obstante, si la enfermedad se complica, es necesario un tratamiento médico con gotas o ungüentos antibióticos.

Su prevención consiste en usar,principalmente, gafas de buceo y de sol.

Faringitis y bronquitis

Ambas se dan, en la mayoría de los casos, por los cambios bruscos de temperatura derivados de los aires acondicionados y el agua fría de mares y piscinas. De esta forma, las enfermedades más frecuentes son:

  • Faringitis
  • Bronquitis
  • Amigdalitis
  • Neumonía

Todas ellas pueden producir dificultades respiratorias y fiebres. Sin embargo, aunque algunas son patologías víricas y no pueden evitarse, existen ciertas medidas que ayudan a prevenirlas:

  • Proteger la garganta ante cambios bruscos de temperatura
  • Evitar factores externos, como el tabaco o bebidas muy frías
  • Usar humidificadores en ambientes secos y fríos
  • En caso de utilizar aires acondicionados, es recomendable que las temperaturas no bajen de los 24 o 25 grados centígrados

Gastroenteritis

En verano, las diarreas y gastroenteritis son más frecuentes debido a que se producen más intoxicaciones alimentarias, como la salmonelosis. Esta enfermedad se produce por la ingesta de alimentos y bebidas contaminadas por la bacteria salmonella, que provoca intoxicaciones e infecciones intestinales.

Asimismo, la gastroenteritis se puede producir porque, con las altas temperaturas, los alimentos pueden no estar bien refrigerados o en mal estado debido a una rotura de la cadena de frío.

Otras enfermedades

Existen otras enfermedades “propias” del verano que no terminan en itis, pero que son, del mismo modo, igual de comunes en la época estival:

  • Hongos
  • Quemaduras solares
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR