10abr. 18

¿Es seguro hacer ejercicio cuando hay un diagnóstico de diabetes?

Canal: Diabetes

La diabetes y el ejercicio físico pueden relacionarse positivamente. De hecho, para las personas que sufren la enfermedad, la actividad física puede ser una buen forma de afrontarla y, así, mejorar su calidad de vida.

¿Es seguro hacer ejercicio cuando hay un diagnóstico de diabetes?

Cuando existe un diagnóstico de diabetes las personas se hacen muchas preguntas: ¿cómo será mi vida a partir de ahora? ¿Tendré que cambiar todos mis hábitos? ¿Cuál es mi esperanza de vida? ¿Cuáles alimentos tengo prohibido comer y cuáles son seguros? ¿Puedo hacer ejercicio? Entre muchas más dudas que pueden surgir en ese momento tan álgido.

Al ocurrir esto, otras personas cercanas empiezan a darles consejos y recomendaciones que en muchos casos pueden ser contradictorios entre sí, lo que puede confundir al paciente y a sus familiares. Por eso es mejor que le prestes atención solamente a tu doctor y a fuentes confiables. Lo primero que hay que decir es que la diabetes puede ser controlada y para hacerlo, te puedes ayudar de remedios como este de Nutrición Sin Más.

Pero si tu duda principal es acerca de empezar a realizar actividad física al presentar esta enfermedad, sigue leyendo porque a continuación encontrarás todo lo que debes saber para sentirte más seguro con respecto al tema:

  • El ejercicio es natural: nuestro cuerpo está diseñado para la actividad física en vez del sedentarismo, así que siempre será bueno realizar algún tipo de actividad física, sin importar si eres completamente sano o padecer de alguna enfermedad. Eso sí, deberás encontrar uno que sea saludable y apto para las capacidades de tu organismo.
  • La intensidad debe ser gradual: si vas a comenzar a ejercitarte y no te sientes en condiciones, lo recomendable es que empieces por caminatas de 10 minutos diarios y a medida que las vayas superando, puedes aumentar tanto el tiempo como la rapidez a las mismas hasta llegar a trotar o correr, si es lo que deseas.
  • Mide el riesgo: es imprescindible que tengas el máximo cuidado a la hora de practicar deportes cuando sufres de diabetes debido a que las heridas son más peligrosas que en las personas totalmente sanas. Evita dentro de lo posible los deportes de contacto como el boxeo, rugby o aquellos donde puedas salir herido.
  • La hidratación es clave: no dejes de consumir suficiente agua antes, durante y después de la actividad física, si no lo haces, te sentirás mal por algo que pudo ser evitado de manera muy sencilla. Los diabéticos tienen a eliminar mucha agua a través de la orina, por lo que debes recordar reponerla. Tomar agua no te va a hacer daño, en cambio, mira todos los beneficios que te brinda el agua, pero no mantenerte hidratado sí te puede afectar negativamente.
  • Toma previsiones: usa zapatillas deportivas cómodas, siempre con calcetines. No dejes de chequearte los pies, recuerda que si sufres de diabetes pueden aparecer lesiones en ellos y no sentir dolor hasta que se convierte en un problema mayor. También es necesario que revises tu nivel de glucosa antes y al terminar de hacer la actividad física para cerciorarte de que se encuentre dentro de la normalidad. 

Por otro lado, no está de más llevar en tus bolsillos algunos caramelos o sobrecitos de azúcar por si llegas a necesitarlos durante el trayecto. Lo mejor para evitar accidentes es la sensatez, tener la prudencia de adelantarse a los acontecimientos.

Asimismo, lo más recomendable es que converses con tu doctor acerca de tus hábitos de ejercicio o si tienes planes de entrar a practicar algún deporte de manera más formal, así él podrá decirte qué previsiones tomar para poder llevarlo a cabo de la manera más exitosa posible.

Si crees que porque te diagnosticaron diabetes no puedes hacer ejercicio de manera profesional o intensa, estás equivocado. A continuación, tres ejemplos de atletas famosos y exitosos, los cuales no se rindieron después de sus diagnósticos, sino que siguieron trabajando por sus sueños, sin descuidar su salud:

  1. Kris Freeman es un famoso esquiador estadounidense de talla olímpica quien sufre de diabetes desde los 21 años
  2. Adam Morrison, la estrella de NBA fue diagnosticado con diabetes apenas con 14 años, aun así logró llegar a la liga más importante de basketball del mundo.
  3. El atleta olímpico Steven Redgrave fue diagnosticado con diabetes en el año 1997 y en el año 2000 ganó su quinta medalla por la disciplina de remo.

Redacción: Edith Gómez

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR