17Mar. 20

Consejos de alimentación para el aislamiento por coronavirus (¡Come sin engordar!)

La doctora y nutricionista Diana Díaz-Rizzolo ofrece consejos para adaptar nuestra alimentación y evitar la tentación de comer a todas horas durante la cuarentena decretada ante el riesgo de contagio del coronavirus

comer-cuarentena-sin-engordar2

La cuarentena decretada por el Gobierno como medida de prevención del contagio del COVID-19 nos ha llevado a arrasar comprando en los supermercados y hemos llenado nuestras despensas con un montón de productos como arroz, pasta, legumbres, harinas, bollería, panes, otros granos, cereales… y ¡azúcar!

Al estar en casa, gastamos menos energía en actividades cotidianas que quedan suprimidas con la cuarentena.

Por ejemplo, evitamos los desplazamientos para ir y volver del trabajo y buena parte del ejercicio físico diario, ya que, en estas semanas, no podremos salir a correr o a bailar, ni ir al gimnasio…

¡Así que, si ingerimos igual o más cantidad de calorías que antes, pero quemamos menos energía, parece claro que corremos el riesgo de ganar peso de forma no saludable! Por eso, la nutricionista y doctora en Medicina Diana Díaz-Rizzolo advierte de la necesidad de:

  1. Adaptar la ingesta diaria de energía
  2. Aumentar el gasto energético basal, es decir, aquel gasto de energía que tenemos por el simple hecho de estar vivos.

¿Cómo podemos adaptar la ingesta diaria de energía mientras dure la cuarentena?

Es imprescindible adoptar dos medidas:

  • Limitar el consumo de harinas y cereales. En las dos comidas principales del día (mediodía y noche), debemos empezar de mayor a menor cantidad con una base de verduras, después seguir con la parte proteica y, por último, una pequeña cantidad de granos y harinas. Puedes encontrar un ejemplo de menú para esta cuarentena en este vídeo de la doctora.
  • ¡Ojo con los antojos! Podemos limitarlos recurriendo a infusiones, té o café. «Una pieza de fruta bien troceada, un puñado de pipas o unas tortitas de arroz pueden servir para matar el antojo de comer por aburrimiento», explica la Dra. Díaz-Rizzolo.

¿Qué hacer para aumentar el gasto energético basal?

La Dra. Díaz-Rizzolo recomienda para estas semanas de cuarentena…

  • Aumentar levemente el consumo habitual de proteínas de fuentes saludables: potenciar el consumo de proteína vegetal como la soja, también pescado, lácteos y carnes magras).
  • Realizar ejercicio físico de fuerza: puede realizarse con el peso de nuestro propio cuerpo -calistenia- y sin necesidad de levantar pesas concretamente.

Estas dos medidas, ambas estrictamente necesarias conjuntamente, permitirán aumentar la masa magra, esto es, la responsable del gasto energético basal.

Descubre más artículos sobre Consejos y curiosidades en el canal Nutrición.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR