Cómo combatir la caída del cabello en invierno

La vitalidad y el crecimiento del pelo pueden verse perjudicados en invierno, así que conviene conocer algunos consejos para hacer frente a los efectos del frío

Caída del cabello en invierno
Enfermedades y patologías relacionadas: Alopecia / Calvicie

Artículo patrocinado por:

Logo de Svenson

El frío perjudica la elasticidad del pelo y puede fomentar la caída del cabello en invierno

Cuando nos acercamos al final del año, las horas de sol van disminuyendo, la temperatura y el clima cambia y nuestros hábitos alimenticios también. En esta época se debe prestar especial atención para prevenir la caída del cabello en invierno. Sobre todo, porque, debido a que el viento y las temperaturas son cada vez más frías y extremas, el pelo pierde vitalidad y elasticidad.

Un cabello que se apaga con el frío

Uno de los problemas más recurrentes del pelo durante el otoño e invierno es la escasez o ausencia de brillo. El cabello está constituido por cutículas y estas a su vez por placas córneas en forma de escamas superpuestas. Cuando estas se distribuyen de forma homogénea, el pelo luce con brillo.

El uso de un champú no adecuado, abusar del secador o de las planchas del pelo, junto con otros factores meteorológicos como el frío o el viento afectan de manera directa a estas placas, que se levantan, traduciéndose en una falta de brillo.

Los expertos de Svenson aconsejan…

  • Realizar el último enjuague del pelo con agua fría: el calor dilata las escamas que conforman su cutícula, dando lugar a un aspecto deslustrado y quebradizo.
  • Usar un serum después de lavar el cabello, como el Serum Regenerador de Svenson, que hidrata y nutre. Este serum hidratante actúa sobre la hebra y también sobre el cuero cabelludo irritado, calmándolo después de la exposición solar o de sufrir quemaduras.
  • No usar secadores o planchas del pelo en exceso: estos provocan una agresión térmica directa para el cabello. En caso de usar el secador diariamente, tenemos que procurar aplicarlo manteniendo una distancia mínima de unos 20 cm.
  • Evitar tratamientos agresivos, como los que hacemos en peluquerías; por ejemplo, los alisados o permanentes.
  • Sanear el cabello: Después del verano y de exponernos al sol y al cloro, probablemente las puntas permanecen abiertas. Es recomendable sanear el cabello, con un corte coherente con el estilo y los rasgos faciales.
  • Potenciar el color natural del cabello: es aconsejable utilizar productos como la henna neutra y tónicos capilares. La henna neutra se compone de moléculas afines a la queratina del pelo, reestructurando y aportándole un plus de brillo sin agredir la cutícula.
  • Mantener una dieta nutritiva, sana y equilibrada: el crecimiento del cabello demanda un esfuerzo metabólico constante, por lo que una nutrición óptima es clave para un cabello saludable.

Es importante ponerse en contacto con especialistas desde el primer síntoma de un problema capilar. En Svenson, sus expertos ofrecen la solución que mejor se adapta a cada persona y a cada problema concreto.

Para más información sobre los Centros Svenson: 900 222 777

Descubre más artículos sobre Cabello en el canal Dermatología.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR