13ene. 10

Casi un tercio de los niños mayores de 4 años presenta síntomas de ERGE

Canal: Profesional

AstraZeneca ha puesto en marcha una campaña de información sobre la ERGE (Enfermedad por Reflujo Gastroesofágico), a través de un folleto explicativo que se distribuirá en los Centros de Salud de toda España.

Especialidades relacionadas: Aparato Digestivo, Pediatría

El Reflujo Gastroesofágico (paso del contenido gástrico, y a veces duodenal, hacia el esófago de manera involuntaria) es frecuente en los primeros años de vida, y su incidencia disminuye con la edad. Sin embargo, en la denominada ERGE, este reflujo es patológico, y si bien en niños menores de 18 meses su pronóstico es generalmente bueno, un 30 por ciento de niños mayores de 4 años sigue teniendo síntomas y un 10 por ciento suele presentar complicaciones severas.

La regurgitación o expulsión del contenido del estómago sin náusea ni esfuerzo previo, el dolor en la parte superior del estómago, trastornos del sueño, malnutrición o dificultad del niño para tragar alimentos son algunos de los síntomas de la ERGE infantil. Es importante abordar de forma adecuada esta enfermedad, no sólo para evitar que afecte a la calidad de vida del niño y de su familia, sino también para prevenir que sus síntomas persistan durante la adolescencia y la edad adulta.

El tríptico “Reflujo Gastroesofágico en el niño”, editado por AstraZeneca, ha sido elaborado por las enfermeras Raquel Emilio Cuesta y María Nieves Rodríguez Hernández, del Servicio del Aparato Digestivo del Hospital General de la Palma, y su objetivo es informar a los padres sobre esta enfermedad.

La ERGE provoca numerosas visitas pediátricas y constituye a menudo un motivo de preocupación familiar. Sin embargo, la historia clínica y la exploración física suelen ser suficientes para diagnosticar la ERGE y su tratamiento se basa fundamentalmente en medidas dietéticas, posturales y farmacológicas. Gracias a estas pautas, se logra mejorar los síntomas y evitar el daño de la mucosa esofágica, así como prevenir posibles complicaciones y reducir el uso de recursos sanitarios. En muy pocos casos se precisa tratamiento quirúrgico.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados