Virus del papiloma humano

¿Qué es?

La infección por el virus del papiloma humano es conocida comúnmente por sus siglas VPH. Se trata de una enfermedad de transmisión sexual (ETS) y cabe destacar que es de las más comunes en todo el mundo. De hecho, más de la mitad de la gente activa sexualmente se infecta por uno o varios tipos de VPH en algún momento de su vida.

Se trata de un grupo de más de 150 virus relacionados. Algunos de estos virus pueden propagarse por contacto directo de la piel durante el sexo, ya sea vaginal, anal u oral.

Tipos de virus del papiloma humano

  • Bajo riesgo: no causarían cáncer pero sí verrugas en la piel, en la zona de los genitales o en el ano. Los más comunes dentro de este tipo son los VPH 6 y 11.
  • Alto riesgo: son los denominados virus oncogénicos, el motivo es que pueden causar cáncer. Los VPH 16 y 18 están clasificados como los responsables de la mayoría de los cánceres causados por el VPH, tales como el cáncer de cervix, el de ano y algunos cánceres de vagina, de vulva, de pene y orofaringe.

    Los virus del papiloma humano-VPH de alto riesgo (HR) son los responsables del cáncer de cuello uterino. Se estiman que ocurren al año en el mundo 500,000 casos de cáncer de cuello uterino que causan más de 250,000 muertes. Entre todos los tipos de cáncer el de cervix es el 8º más común entre toda la población y el 4º entre las mujeres. El cáncer de cervix afecta de manera más alta a los países de bajos ingresos debido a la escasez de recursos para realizar campañas de detección, vacunación y tratamientos a nivel general. Sin embargo, hay que señalar que la mayoría de las infecciones por VPH de alto riesgo no causan cáncer. Es frecuente que muchas de estas infecciones desaparezcan por sí mismas en 1 o 2 años.

Lesiones benignas causadas VPH

Infecciones de la piel.El VPH causa verrugas benignas en la piel que afactan principalmente a las palmas de as manos y los pies.

Infecciones genitales. Es la infección de VPH más común por transmisión sexual. Se identifican por la aparición de pequeñas verrugas en los genitales de color carne o marrón.

Infecciones orales. Es una infección grave poco frecuente que afecta a la mucosa oral y la laringe. Las lesiones van a afectar a las cuerdas vocales y la traquea produciendo principalmente ronquera en la voz.

Lesiones malignas causadas VPH

Epidermodisplasia verruciforme (EV). Es una afección crónica de la piel por VPH heredada genéticamente. Esta afección conlleva la aparición lesiones cutáneas en forma de verrugas planas diseminadas con un alto riesgo de derivar en cáncer de piel.

Cáncer de vagina. Es un cáncer poco común que según algunos estudios se parece al cáncer cervical

Cáncer de vulva. Es un tipo de cáncer extraño que que conlleva la aparición de verrugas o ulceras escamosas.

Cáncer de ano. Es un cancer asociado al virus del papiloma humano-VPH que surgen en el canal anal y en la piel externa en los márgenes del ano. La aparición de úlceras escamosas es más común en mujeres que en hombres exceptuando aquellos casos de sexo entre hombres donde su incidencia es especialmente alta.

Cáncer de pene. Es otro tipo de cáncer asociado al VPH que tiene un origen común con el cancer cervical por su incidencia entre parejas de distinto sexo.

Cáncer de cuello uterino. Es uno de los canceres relacionados con el VPH que conlleva sangrado vaginal después de la relaciones sexuales, flujo vaginal acuoso y dolor pélvico.

Cáncer de orofaringe. Es un cancer relacionado con el consumo de tabaco y con el virus del papiloma humano-VPH que origina celulas escamosas en la orofaringe (amígdala y parte posterior de la lengua). Dolor de garganta, dificultad al tragar, dificultad para mover la lengua, dolor de oído y tos con sangre son alguno de sus efectos.

Prevención del VPH

Las vacunas contra el virus del papiloma humano-VPH son uno de los métodos de prevención aunque no cubren todos los tipos de VPH y son ineficaces para aquellas personas que ya están infectadas. Actualmente se realizan continuos estudios sobre el virus del papiloma humano para la mejora de su detección y vacunas, para el tratamiento de la infección por VPH.

Patologías relacionadas

Existen otras enfermedades que están relacionadas con el virus del papiloma humano-VPH por que el ADN del VPH se ha detectado en determinados tumores y enfermedades. En nuestros canales y reportajes dispones de la última información actualizada sobre enfermedades relacionadas con el VPH.

Causas

La causa principal del virus del papiloma humano o VPH es el contacto de la piel de los genitales externos infectados así como las mucosas o fluidos corporales, ya sea por una relación coital o a través de sexo oral. Existen factores de riesgo que pueden suponer un aumento de las probabilidades de infectarse con el VPH. Entre otros factores agravantes cabe destacar el tener muchas parejas sexuales, la cosa se agrava cuando estas parejas son promiscuas, es decir, si a su vez han mantenido o mantienen relaciones con muchas personas. Por otra parte, también hay que destacar que mantener relaciones sin protección, es decir, sin usar un método anticonceptivo como el preservativo o condón, también supone un factor de riesgo. Eso sí, usar condón no garantiza al 100% el no contagio por el virus del papiloma humano o VPH ya que la piel que normalmente no cubre este método anticonceptivo también es susceptible de contagiarse por el virus.

Virus del papiloma humano: Síntomas

El virus del papiloma humano es, en general, asintomático, es decir, no suele manifestar síntomas. En ocasiones, y siempre dependiendo del tipo de VPH del que se está hablando, puede provocar verrugas genitales, éstas pueden ser de distintos tamaños y se pueden observar a simple vista en la zona genital. Estas verrugas pueden llegar a desaparecer. Si estamos ante una infección provocada por un VPH calificado como de alto riesgo entonces los síntomas no suelen apreciarse a simple vista y es el especialista el que, a través de las pruebas diagnósticas, observará o no determinados cambios en el tejido infectado.

Virus del papiloma humano: Diagnóstico

El diagnóstico de la infección por el virus del papiloma humano o VPH se realiza, en primer lugar, realizando una citología de cuello de útero y vagina que incluya la prueba de Papanicolau. También se tiene en cuenta la exploración llevada a cabo por el especialista en ginecología que, normalmente, se apoyará en la realización de una colposcopia del cuello uterino y la vagina, una prueba que permite ver en detalle tejidos en esta zona del organismo. En caso de vislumbrar lesiones sospechosas se pueden hacer biopsias, éstas también pueden hacerse de verrugas genitales, tanto en hombres como en mujeres. Por último, hay que señalar que pueden realizarse, si se considera necesario, técnicas de biología molecular que permiten amplificar el ADN del virus y, de esta forma, identificar los distintos tipos.

Virus del papiloma humano: Tratamiento

El tratamiento de la infección por el virus del papiloma humano o VPH varia en función del tipo de lesión detectada, no será igual el tratamiento de una verruga, causada por un virus de bajo riesgo, que el tratamiento de una lesión precancerosa o cancerosa, causa por un virus de alto riesgo, en general. Los métodos más comunes para tratar las verrugas genitales son la utilización de determinados fármacos en forma de aplicación tópica, o bien el uso por parte de los especialistas de crioterapia con nitrógeno líquido o la eliminación quirúrgica por electrocoagulacion o mediante el uso de láser. Los métodos más comunes para tratar lesiones precancerosas causas por el VPH son la criocirugía, el procedimiento de escisión eslectroquirúrgica con asa y la extirpacion de tejido del cérvix o cuello del útero. También se puede tratar con la conización quirúrjica y la conización por vaporización con láser. Si estamos antes un cáncer provocado por el VPH entonces el tratamiento variará en función del estadío de cada tumor detectado.

Virus del papiloma humano: Prevención

Una de las formas de prevenir la infección por el virus del papiloma humano sería evitar cualquier tipo de contacto oral, anal o genital de piel entre dos personas; en definitiva evitar las relaciones sexuales. Incluso en relaciones establecidas entre parejas monógamas y que lleven mucho tiempo juntas no hay garantías de no contagio pues al no haber síntomas es muy complicado saber si una pareja que haya sido sexualmente activa en el pasado es portadora o no de la infección por VPH. Por otra parte, hay que señalar que el uso de preservativos o condones puede reducir la transmisión de los virus del papiloma humano entre parejas sexuales pero siempre teniendo en cuenta que no hay un 100% de garantías de no infección, pues las zonas de piel no cubiertas por el condón podrían ser susceptibles de contagio. Por último, hay que comentar que existen vacunas contra el VPH o virus del papiloma humano. Será el especialista el que tendrá que valorar si es conveniente o no su administración.  
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR