Varices esofágicas: Prevención

Prevención

En pacientes que han sangrado previamente el riesgo de presentar nuevas hemorragias es muy alto (cerca del 70% al año), de tal manera que es esencial establecer un tratamiento encaminado a prevenir este riesgo.

Para prevenir el sangrado por varices esofágicas podemos optar por dos medidas:

  • Tratamiento con medicinas: con betabloqueantes asociados al mononitrato de isosorbide. El tratamiento combinado con estos dos fármacos reduce el riesgo de nuevas hemorragias y, en caso de disminuir de manera importante la presión de la vena porta, el riesgo de padecer otras complicaciones de la cirrosis hepática.
  • Tratamiento endoscópico: es una alternativa al tratamiento farmacológico. Se usa la ligadura endoscópica.

En pacientes con hemorragias de repetición se recomienda la realización de una derivación portosistémica.

En pacientes con hemorragia por varices y enfermedad hepática avanzada debe plantearse la posibilidad de recomendar trasplante hepático si no existen contraindicaciones.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR