Varices esofágicas: Causas

Causas

Las varices esofágicas pueden deberse a varias situaciones. Estas venas agrandadas suelen formarse cuando el flujo de sangre hacia el hígado se hace más lento. A menudo, el flujo de sangre puede frenarse por la existencia de tejido cicatricial en el hígado que puede estar en ciertas enfermedades hepáticas. Cuando la sangre en el hígado se hace más lenta, se produce una mayor presión dentro de la vena porta que es la que transporta sangre al hígado y las pequeñas venas colindantes como las esofágicas se agrandan y son frágiles, siendo más dadas a romperse y sangrar.

Las causas de varices esofágicas más frecuentes son:

  • Cicatrización hepática por enfermedades en el hígado como la cirrosis, la hepatitis, la enfermedad hepática por el alcohol y la cirrosis biliar primaria.
  • Un coágulo de sangre en la vena portal o en la vena esplénica puede causar varices esofágicas.
  • Infección parasitaria como la esquistosomiasis
  • El síndrome de Budd-Chiari es una enfermedad rara que causa coágulos de sangre que pueden bloquear las venas que llevan la sangre fuera de su hígado
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR