Urticaria: Prevención

Prevención

La urticaria no se puede prevenir realmente. Sin embargo, si ya se han sufrido episodios anteriores y se conoce el factor desencadenante se puede evitar el contacto directo para evitar el estímulo y prevenir un brote. Este es el caso de urticarias relacionadas con el consumo de un determinado fármaco o un alimento. Los casos de urticaria en los que no se conoce el factor desencadenante son difícilmente prevenibles.

Algunos consejos para disminuir sus síntomas son: evitar las situaciones estresantes, evitar las prendas muy ajustadas o los baños muy calientes, refrescar las zonas afectadas e hidratar la piel y evitar el rascado de las lesiones (es mejor frotarlas, si se rascan pueden abrirse heridas y producirse infecciones en las mismas).

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR