Úlcera por presión: Prevención

Prevención

De cara a la prevención de la ulcera por presión hay que:

  • Mantener la piel seca y limpia. No restregar con fuerza al lavarse ni usar jabones fuertes.
  • Usar cremas que hidraten y protejan la piel.
  • Cambiar la posición de forma frecuente, por ejemplo cada dos horas.
  • Utilizar colchones, almohadas o materiales que alivien la presión.
  • Adoptar una postura adecuada al permanecer sentado en una silla de ruedas
  • Mantener un estado nutricional óptimo con una alimentación saludable.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!