Tumor óseo de células gigantes

¿Qué es?

El tumor óseo de células gigantes es un tipo de tumor benigno, pero que se comporta de manera agresiva a nivel local en la zona de hueso donde se produce. También se llama osteoblastoma.

Es un tumor que se presenta en adultos jóvenes entre los 20 y 40 años de edad, cuando el esqueleto de la persona ya ha alcanzado su nivel de madurez. Es muy raro en personas menores de 15 años. Ocurre más en mujeres que en hombres.

En las estadísticas sobre tumores óseos, representa entre 5 y 9 de cada 100 tumores primarios en los huesos, y es el segundo tumor óseo benigno más frecuente.

Causas

La causa del tumor óseo de células gigantes es el crecimiento celular anómalo en el hueso El nombre del tumor hace referencia a los tipos de células tumorales que se encuentran en el estudio de los tejidos vistos al microscopio (histología), donde se identifican células del estroma de tipo mononucleadas (con un solo núcleo) alargadas o con forma ovoide y un núcleo grande, y también células gigantes multinucleadas (con varios núcleos). Solo se producen en huesos en los que la zona de crecimiento óseo (placa epifisaria) está cerrada por la edad madura. Es decir, es muy rara su aparición mientras los huesos están en etapa de crecimiento.

Tumor óseo de células gigantes: Prevención

No se conoce una forma de prevención del tumor óseo de células gigantes. Pero sí es importante la detección precoz para que el tamaño del tumor en el momento del diagnóstico sea fácilmente operable.

Tumor óseo de células gigantes: Síntomas

Los síntomas del tumor óseo de células gigantes son principalmente el dolor progresivo  que ocurre cuando la lesión tumoral comienza a destruir el hueso, produce irritación en el periostio (la capa externa del hueso), o cuando se producen fracturas patológicas por la debilidad ósea. También puede manifestarse por notar un abultamiento o aumento del volumen, y por dificultad en el movimiento de las articulaciones. Ocurre de forma más habitual en los huesos largos como el fémur, la tibia y el radio. La ubicación más frecuente de todas es en los huesos que forman la articulación de la rodilla: la parte inferior del fémur y la parte superior de la tibia. También puede aparecer en el hueso sacro o de forman menos habitual en los huesos de las manos, los pies, las vértebras, las costillas, las escápulas o el hueso isquion de la pelvis.

Tumor óseo de células gigantes: Tratamiento

El tratamiento del tumor óseo de células gigantes es principalmente la cirugía para extirpar la masa tumoral. La cirugía es capaz de curar completamente el tumor. Según lo extensa que sea la lesión y la cirugía necesaria, puede requerir un método reconstrucción del hueso. En general no es precisa la quimioterapia. Como complicación puede ocurrir que el tumor vuelva a aparecer tras el tratamiento. Las metástasis ocurren en menos del 1% de los casos.

Tumor óseo de células gigantes: Diagnóstico

El diagnóstico de tumor óseo de células gigantes se realiza a partir de la historia clínica y la exploración física junto con las pruebas complementarias siguientes:
  • Análisis de sangre
  • Radiografías
  • Tomografía axial computarizada (TAC)
  • Resonancia magnética nuclear
  • Biopsia de la lesión ósea
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR