Tuberculosis osteoarticular: Síntomas

Síntomas

Los síntomas de la tuberculosis osteoarticular en el inicio de la enfermedad suelen manifestarse de forma local. Por ejemplo: dolor óseo o articular, inflamación, aumento de volumen (edema), claudicación y limitación en los movimientos. Estos síntomas iniciales pueden mantenerse durante semanas o meses.

Los síntomas de tipo general son más infrecuentes y pueden suponer pérdida de peso, fiebre, letargia y debilidad.

En algunos casos puede presentarse con un absceso o una fístula e incluso con un proceso destructivo de la articulación y el hueso.

Esta enfermedad ha sido llamada la gran simuladora, ya que sus principales síntomas podrían confundirse con otras enfermedades como sinovitis, artritis reumatoide juvenil, osteomielitis y procesos neoplásicos, lo cual hace muy difícil su diagnóstico.  

Las partes del cuerpo donde se localiza la tuberculosis osteoarticular de forma más frecuente (80% de los casos) son:

  • Columna (espondilitis tuberculosa, o mal de Pott).
  • Cadera (coxitis tuberculosa).
  • Rodilla.

Otras localizaciones son:

  • Sacro ilíaca.
  • Tarso y carpo.
  • Hombro.
  • Codo.
  • Tobillo.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR