Tuberculoma cerebral: Diagnóstico

Diagnóstico

El diagnóstico del tuberculoma cerebral no siempre es fácil porque puede confundirse con tumores cerebrales.

Las pruebas de imagen radiológica aportan los datos que permiten distinguir su localización y valorar el grado de afectación dentro del cerebro. Son por ejemplo la tomografía axial computarizada o TAC, la resonancia magnética nuclear.

También se realizan pruebas serológicas o cultivos para demostrar la presencia de la bacteria en el organismo.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!