Triada: Diagnóstico

Diagnóstico

La triada se diagnostica con pruebas de imagen. Inicialmente se puede hacer una radiografía para descartar lesiones óseas. Para precisar será necesaria una resonancia magnética nuclear donde se visualizan las roturas del ligamento cruzado anterior, del ligamento lateral interno y del menisco interno. Además, también nos podemos ayudar de una artroscopia para mejorar la visualización directa de la rodilla lesionada.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR