Traumatismo craneoencefálico: Prevención

Prevención

Las recomendaciones ante un traumatismo craneoencefálico moderado-grave son de vital importancia durante las 24 a 48 horas siguientes. Se debe vigilar:

  1. El estado de conciencia del paciente: si aparecen somnolencia o adormecimiento fuera de las horas habituales, falta de memoria,…
  2. Los cambios de carácter: irritabilidad o confusión.
  3. La aparición de vómitos o dolor de cabeza especialmente intenso.
  4. Desigualdad en el tamaño de las pupilas (normalmente las dos tienen el mismo tamaño).
  5. Alteraciones en la visión (ver doble o borroso…).
  6. Debilidad o adormecimiento en los brazos o en las piernas.
  7. Alteraciones del equilibrio (dificultad para caminar, inestabilidad, mareo…).
  8. Un pulso inferior a 60 latidos por minuto.
  9. Secreción de líquidos claros o sanguinolentos por los oídos o la nariz.
  10. Convulsiones.

Durante la noche, después del accidente, se debe despertar al paciente cada dos o tres horas y hablar con él (preguntarle cómo se llama, si recuerda lo que pasó…).

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR