Trastorno obsesivo-compulsivo: Tratamiento

Tratamiento

El tratamiento del trastorno obsesivo compulsivo es combinado entre medicamentos psicofármacos y terapia psicológica (psicoterapia).

Los medicamentos más utilizados pueden ser antidepresivos, ansiolíticos, antipsicóticos y estabilizadores del estado del ánimo. Su objetivo es controlar tanto los pensamientos obsesivos como las compulsiones estabilizando la bioquímica del cerebro y el correcto funcionamiento de los neurotransmisores.

La psicoterapia de tipo cognitivo conductual ha demostrado ser efectiva en el tratamiento del TOC. La persona aprende de forma gradual a tolerar la ansiedad del pensamiento obsesivo y a controlar el impulso de realizar el acto compulsivo. También facilita reducir el estrés y resolver conflictos internos.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR