Traqueobronquitis

¿Qué es?

La traqueobronquitis es la inflamación de la capa interna o mucosa que reviste el interior de la traquea y bronquios en el aparato respiratorio.

En general puede estar precedida por una afección de las partes superiores de la vía respiratoria, como por ejemplo, rinitis, faringitis, laringitis o traqueítis.

Es una enfermedad muy frecuente sobretodo en época de invierno. Puede afectar personas de cualquier edad, aunque es más frecuente en fumadores y en niños.

Causa de la traqueobronquitis

La causa de la traqueobronquitis es principalmente una infección vírica. Los virus responsables pueden ser de los tipos: adenovirus, influenza A y B, parainfluenza, rinovirus, coronavirus , virus respiratorio sincitial… Aunque otros virus también pueden estar involucrados.

Otras causas de traqueobronquitis menos frecuentes son las infecciones por bacterias que tienen afinidad por el sistema respiratorio, como el neumococo, Haemophilus influenzae o Moraxilla catharralis. Son más raras las traqueobronquitis por hongos o parásitos.

También existen factores que producen irritación e inflamación de tráquea y bronquios sin que ocurra una infección, por ejemplo el humo del tabaco y el cannabis, productos químicos como el amoniaco, el cloro, dióxido de nitrógeno, dióxido de sulfuro, metales como cadmio y polvo de vegetales como el algodón, el lino o el cáñamo.

Síntomas

Los síntomas de una traqueo bronquitis incluyen malestar general con o sin fiebre, tos que inicialmente es seca y después puede añadirse mucosidad o flema (expectoración) con diferentes aspectos.

Es habitual sentir dolor o sensación de quemazón detrás del esternón con la tos o la inspiración profunda (dolor retroesternal).

En ocasiones puede ocasionar un cuadro de hiperreactividaa bronquial, es decir, que los bronquios se inflamen reduciendo su calibre, lo que se muestra con dificultad para respirar.

La duración suele ser entre 7 y 10 días aproximadamente.

El resto de la exloración es normal o en ocasiones en la asucultación se perciben sonidos alterados como roncus y sibilantes.

Diagnóstico

El diagnóstico de la traqueo bronquitis es fundamentalmente de tipo clínico, es decir, se obtiene mediante la historia clínica y la exploración física.

Si el cuadro se prolonga o los síntomas son muy intensos se acostumbran a solicitar pruebas complementarias como una radiografía de tórax, un análisis de sangre y un cultivo de los esputos.

La radiografía en una traqueo bronquitis no muestra alteraciones, pero permite descartar otras afecciones pulmonares y respiratorias.

Tratamiento de una traqueobronquitis

El tratamiento de es sintomático, es decir, está enfocado a tratar los síntomas como la tos y el dolor retroesternal, por ejemplo con fármacos antitusivos y analgésicos.

Si la infección es de tipo bacteriano se debe tratar con antibióticos.

Si además se añade hiperreactividad bronquial se necesitan fármacos broncodilatadores y corticoides inhalados.

En general el pronóstico es de recuperación absoluta en unos días.

Prevención de la traqueobronquitis

La prevención se basa en evitar si es posible el contagio por los agentes infecciosos. Las medidas generales incluyen el adecuado lavado de manos, cubrirse la nariz y la boca durante la tos con un pañuelo desechable o con la parte interna del codo, mantener cierta distancia con otras personas, y desinfectar superficies y objetos de uso habitual.

Cuadro caracterizado por la aparición de tos inicialmente seca o poco productiva, para después ya acompañarse de expectoración. A veces es difícil distinguirla de una neumonía atípica leve.

Tambien te puede interesar

Existen otras enfermedades que están relacionadas con infecciones de la traquea que te pueden interesar. En nuestros canales y reportajes dispones de la última información actualizada sobre enfermedades relacionadas con el aparato respiratorio.

Causas

La causa de la traqueobronquitis es principalmente una infección vírica. Los virus responsables pueden ser de los tipos: adenovirus, influenza A y B, parainfluenza, rinovirus, coronavirus , virus respiratorio sincitial... Aunque otros virus también pueden estar involucrados. Otras causas de traqueobronquitis menos frecuentes son las infecciones por bacterias que tienen afinidad por el sistema respiratorio, como el neumococo, Haemophilus influenzae o Moraxilla catharralis. Son más raras las traqueobronquitis por hongos o parásitos. También existen factores que producen irritación e inflamación de tráquea y bronquios sin que ocurra una infección, por ejemplo el humo del tabaco y el cannabis, productos químicos como el amoniaco, el cloro, dióxido de nitrógeno, dióxido de sulfuro, metales como cadmio y polvo de vegetales como el algodón, el lino o el cáñamo.

Traqueobronquitis: Síntomas

Los síntomas de una traqueobronquitis incluyen malestar general con o sin fiebre, tos que inicialmente es seca y después puede añadirse mucosidad o flema (expectoración) con diferentes aspectos. Es habitual sentir dolor o sensación de quemazón detrás del esternón con la tos o la inspiración profunda (dolor retroesternal). En ocasiones puede ocasionar un cuadro de hiperreactividaa bronquial, es decir, que los bronquios se inflamen reduciendo su calibre, lo que se muestra con dificultad para respirar. La duración suele ser entre 7 y 10 días aproximadamente. El resto de la exloración es normal o en ocasiones en la asucultación se perciben sonidos alterados como roncus y sibilantes.

Traqueobronquitis: Diagnóstico

El diagnóstico de la traqueobronquitis es fundamentalmente de tipo clínico, es decir, se obtiene mediante la historia clínica y la exploración física. Si el cuadro se prolonga o los síntomas son muy intensos se acostumbran a solicitar pruebas complementarias como una radiografía de tórax, un análisis de sangre y un cultivo de los esputos. La radiografía en una traqueobronquitis no muestra alteraciones, pero permite descartar otras afecciones pulmonares y respiratorias.

Traqueobronquitis: Tratamiento

El tratamiento de una traqueobronquitis es sintomático, es decir, está enfocado a tratar los síntomas como la tos y el dolor retroesternal, por ejemplo con fármacos antitusivos y analgésicos. Si la infección es de tipo bacteriano se debe tratar con antibióticos. Si además se añade hiperreactividad bronquial se necesitan fármacos broncodilatadores y corticoides inhalados. En general el pronóstico es de recuperación absoluta en unos días.

Traqueobronquitis: Prevención

La prevención de la traqueobronquitis se basa en evitar si es posible el contagio por los agentes infecciosos. Las medidas generales incluyen el adecuado lavado de manos, cubrirse la nariz y la boca durante la tos con un pañuelo desechable o con la parte interna del codo, mantener cierta distancia con otras personas, y desinfectar superficies y objetos de uso habitual. Cuadro caracterizado por la aparición de tos inicialmente seca o poco productiva, para después ya acompañarse de expectoración. A veces es difícil distinguirla de una neumonía atípica leve.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR